La CIDH asegura que la represión del Estado en Nicaragua ha dejado al menos 212 muertos y 1.337 heridos

Protestas en Managua (Nicaragua)
REUTERS / OSWALDO RIVAS
Publicado 22/06/2018 21:40:37CET

   MANAGUA, 22 Jun. (Notimérica) -

   La represión del Estado contra los manifestantes en Nicaragua ha generado hasta este martes un mínimo de 212 muertos y 1.337 heridos. Las autoridades han usado la fuerza de forma arbitraria y excesiva llegando a puntos letales.

   Así lo establece el informe que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha presentado este viernes en una sesión extraordinaria en la Organización de Estados Americanos (OEA).

    "La información recibida da cuenta de un patrón a través del cual agentes estatales, principalmente agentes de la Policía Nacional de Nicaragua y de sus fuerzas antimotines, grupos parapoliciales, también llamados fuerzas de choque o turbas actuando en aquiescencia con la Policía, han puesto en marcha una respuesta represiva dirigida a disuadir la participación social en las manifestaciones", asegura el documento.

   El texto sostiene que la actuación del Estado "ha tenido como consecuencia una grave crisis de derechos humanos". En concreto, han sido violados los derechos a la vida, integridad personal, salud, libertad de expresión y acceso a la justicia.

   La Comisión ha expresado su preocupación "por la violación al derecho a la salud y a la atención médica, las represalias de personal público por abstenerse de cumplir órdenes contrarias a los derechos humanos; actos de censura y de violencia contra la prensa, por los actos de hostigamiento contra personas defensoras de derechos humanos, irregularidades en el inicio de las investigaciones respecto de los asesinatos y lesiones ocurridos en este contexto".

   El informe ha sido tildado por el gobierno nigaragüense como "subjetivo, sesgado y parcializado" y también ha sido rechazado por Bolivia y Venezuela. Sin embargo, cuenta con el apoyo de diez países: Chile, México, Estados Unidos, Argentina, Perú, Colombia, Brasil, Canadá, Costa Rica y Paraguay.

   Por ello, pide que se investiguen de manera inmediata todos los actos de violencia y ha llamado a continuar con las negociaciones en el marco de la Mesa Nacional de Diálogo.