CIDH expresa su preocupación por el opositor venezolano Requesens

El líder estudiantil venezolano Juan Requesens
REUTERS / CARLOS GARCIA RAWLINS
Actualizado 31/08/2018 17:56:59 CET

   WASHINGTON, 30 Ago. (EUROPA PRESS/Notimérica) -

   La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha expresado su preocupación por el caso del líder estudiantil Juan Requesens, que está detenido por su presunta implicación en el supuesto atentado perpetrado el pasado 4 de agosto en Caracas contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

   Requesens fue detenido el 7 de agosto por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) y permaneció varios días incomunicado --sin poder contactar con sus abogados o con su familia-- hasta que finalmente el Gobierno difundió un vídeo en el que el diputado opositor emitía una confesión.

   La oposición y la familia aseguran que Requesens fue torturado y drogado para que se inculpara y señalara al también diputado opositor Julio Borges. Otro vídeo filtrado poco después mostraba al joven demacrado y vestido solamente con unos calzoncillos manchados.

   Además, la oposición venezolana denuncia que Requesens fue detenido sin respetar su inmunidad parlamentaria. La Asamblea Constituyente, órgano 'chavista' que ha absorbido todos los poderes del Estado menos el Ejecutivo, le desaforó días después de que fuera arrestado.

   Requesens continúa encarcelado por cargos de homicidio calificado en grado de frustración contra Maduro, homicidio calificado por motivos fútiles contra el mando militar, posesión ilegal de armas y explosivos, litigación pública continuada y terrorismo.

   El relator de la CIDH para Venezuela, Francisco Eguiguren, ha pedido a Venezuela "respetar el debido proceso y las garantías judiciales" de Requesens, lo cual "incluye el acceso efectivo a su defensa jurídica y una participación directa en la misma".

   Además, el relator sobre los derechos de las persona privadas de libertad, Joel Hernández, ha recordado "el deber especial que tienen los estados respecto de las personas bajo su custodia". "El Estado venezolano tiene la obligación de brindar un trato digno al diputado Requesens", ha afirmado.

   La Comisión, por su parte, ha rechazado "todo acto de violencia" y ha urgido a las autoridades venezolanas a "llevar a cabo la investigación sobre los hechos del 4 de agosto con la debida diligencia, de manera seria, transparente, independiente e imparcial". "La CIDH continuará dando seguimiento a esta situación", ha avisado.

DRONES EXPLOSIVOS

   Los hechos ocurrieron cuando dos drones cargados de material explosivo estallaron en la Avenida Bolívar de Caracas, donde Maduro estaba pronunciando un discurso ante cientos de militares con motivo del 81º aniversario de la creación de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

   Maduro, que salió ileso, ha acusado al ya ex presidente colombiano Juan Manuel Santos de ser el 'cerebro' de un supuesto complot de la "ultraderecha" de Venezuela y Colombia, así como de sus agentes en Estados Unidos, para acabar con su vida.

   El Frente Amplio Venezuela Libre, que reúne a la oposición venezolana, ha cuestionado que se tratase de un verdadero atentado contra Maduro, indicando que en realidad sería un montaje para dar al Gobierno una "excusa" para "profundizar la represión".

   El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha considerado que, "dada falta de credibilidad de la dictadura en Venezuela y el uso de la tortura para incriminar, urge nombrar una comisión de expertos internacionales para investigar las circunstancias del atentado a Maduro".

Contador