Colombia bate récord en cultivos de hoja de coca y en producción de cocaína

MARIANA BAZO / REUTERS
MARIANA BAZO / REUTERS
Publicado 26/06/2018 15:19:14CET

   MADRID, 26 Jun. (OTR/PRESS) -

   La droga en Colombia tiene más fuerza que nunca si se tienen en cuenta el número de hectáreas dedicadas al cultivo de coca, que han alcanzado durante 2017 una cifra de récord.

   De hecho, el número de terrenos dedicados a este cultivo en el país sudamericano alcanzó el pasado año el nivel más alto de la última década, según datos de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de Estados Unidos, (ONDCP, por su siglas en inglés).

   El mandatario estadounidense, Donald Trump, ya ha advertido al Gobierno colombiano que el crecimiento en la producción de cocaína "debe revertirse" y ha instado a que tomen medidas al respecto porque Colombia es la principal fuente de suministro de esta droga en el país norteamericano.

   Y es que la tendencia ascendente en terrenos dedicados al cultivo de hojas de coca está directamente relacionada con un mayor consumo de cocaína en Estados Unidos, que se evidencia en más muertos por sobredosis y el aumento de otros delitos que se asocian al tráfico de drogas.

   Según el informe de la ONDCD, el número de nuevos consumidores ha aumentado un 81 por ciento desde 2013, mientras que las muertes por sobredosis se han duplicado, según informa la cadena 'CNN'.

   Las autoridades estadounidenses han indicado que el cultivo de hoja de coca en el país latinoamericano ascendió un 11 por ciento en 2017, lo que supone unas 209.000 hectáreas, mientras que la producción potencial de cocaína habría crecido un 19 por ciento.

   A finales de 2016 Colombia tenía unas 188.000 hectáreas de hoja de coca. "La tendencia de aumentos anuales en la producción de coca en Colombia se relaciona directamente con un mayor consumo de cocaína en los Estados Unidos, lo que resulta en un aumento en las muertes por sobredosis y otros delitos y la violencia asociada con el tráfico de drogas", indica un informe de la ONDCP.

   "El subdirector de la ONDCP, Jim Carroll, ha calificado la situación de "inaceptable".

   "A pesar de que los esfuerzos colombianos de erradicación mejoraron en 2017, fueron superados por la aceleración de la producción. El Gobierno de Colombia debe hacer algo más para abordar este aumento", ha añadido Carrol, quien ha instado al país sudamericano "a hacer más para afrontar este incremento alarmante.

   En septiembre de 2017, el presidente Trump amenazó a Colombia con designarlo como uno de los países "que ha fallado en cumplir sus obligaciones internacionales contra el narcotráfico", algo que podría afectar la ayuda económica que recibe ese país para combatir esta lacra.

   Colombia recibió entre 2000 y 2015 unos 10.000 millones de dólares por parte de Estados Unidos para programas militares y sociales y, aunque la ayuda se ha ido reduciendo, Washington aún aporta anualmente alrededor de 400 millones de dólares.

   "Colombia es un socio importante de los Estados Unidos con un papel crítico. Continuaremos trabajando con ellos para reducir drásticamente la producción de cocaína destinada a los Estados Unidos", ha añadido Carroll.

   En este sentido, en el informe se destaca que los gobiernos de los ambos países acordaron en marzo desarrollar un plan para reducir a la mitad el cultivo de coca y la producción de cocaína dentro de los próximos cinco años.

   De ahí que, si bien EEUU reconoce el objetivo colombiano de erradicar 70.000 hectáreas en 2018 manualmente, "se necesitan esfuerzos máximos y resultados concretos para detener la entrada de los cargamentos de cocaína a Estados Unidos y para alcanzar el objetivo a cinco años".

   El actual presidente de Colombia Juan Manuel Santos aseguró este lunes que "lo importante es tener un plan, una estrategia. Y por primera vez Colombia tiene un plan, una estrategia viable y efectiva para poder combatir este flagelo con más eficacia. Llevamos 40 años, somos los que más hemos combatido el narcotráfico en el mundo entero", ha dicho.

   Santos también ha manifestado que "es muy fácil venir a criticar a Colombia" y pidió que se midieran otras circunstancia e indicadores como "la efectividad de las incautaciones, cuántos miembros de las mafias hemos extraditado, el esfuerzo inmenso que hemos hecho y que seguiremos haciendo".

   Además ha advertido que tampoco "nos pueden pedir que acabemos con el negocio de la noche a la mañana, mientras los consumidores siguen consumiendo y siguen ahora legalizando el consumo de muchas de las drogas que se están produciendo". Y añadió que el "éxito" de combatir la producción de coca se debe en parte a la paz, ya que "sin la paz no hubiese sido posible iniciar una solución estructural al problema de los cultivos ilícitos".

   Desde el Ministerio de Defensa colombiano han publicado que en 2017 se erradicaron 53.000 hectáreas de cultivo de coca, la más alta de la historia de cultivos ilícitos destruidos. Además se han demolido 25.000 laboratorios e incautado 2.000 toneladas de cocaína, 400 toneladas de esta droga en esta puro con un valor aproximado de 12.200 millones de dólares.

Contador