Indígenas y militares se enfrentan en Cauca por el desalojo de la Fuerza Pública

Actualizado 17/07/2012 22:19:28 CET

BOGOTÁ, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

Indígenas y militares colombianos han participado este martes en intensos enfrentamientos en Toribío, en el departamento de Cauca (suroeste), como consecuencia de la decisión de los nativos de desalojar a la Fuerza Pública, a la que responsabilizan, junto a la guerrilla, de los hechos violentos que se han registrado en esa zona rural.

Los cabildos indígenas habían dado de plazo hasta las 02.00 horas (09.00 horas en la España peninsular) a los soldados del Batallón de alta montaña número ocho de la Fuerza de Tarea Apolo para abandonar Toribío, advertencia que finalmente no fue acatada.

Cientos de aborígenes subieron hasta la pequeña base militar situada en cerro Las Torres para sacar a empujones a los militares, lo que provocó un enfrentamiento entre las partes, según informaron los cabildos a los medios locales. Hasta ahora se desconoce si hay heridos o muertos.

El comandante de la Fuerza de Tarea Apolo, general Jorge Humberto Jerez, ha denunciado que durante varios días los soldados han tenido que soportar acciones como éstas, pero que este martes la situación ha empeorado porque los indígenas han destrozado y quemado todos los víveres que tenían los militares.

Desde hace varios días, cientos de indígenas de Toribío se han encargado de desmantelar bases del Ejército, de la Policía y de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), a los que acusan de promover la violencia en esa zona y en todo el departamento de Cauca.

La situación en Cauca empeoró hace una semana, cuando el Ejército radicalizó sus operaciones contra las FARC, después de que los guerrilleros lanzaran una de las peores ofensivas contra los militares que luchan contra el narcotráfico en esa región.

El municipio más afectado por la violencia es Toribío, donde 3.000 personas han tenido que abandonar sus casas. Además, el Ejército ha sufrido varias bajas, entre ellas dos militares que murieron el pasado jueves al caerse el avión en el que viajaban a la altura del municipio de Jambaló.

A pesar de la crítica situación que se vive en Toribío, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha dejado claro que no desmilitarizará Cauca y que los operativos continuarán hasta que hayan logrado desactivar todos los frentes de las FARC.

"RESPUESTA TARDÍA"

El gobernador de Cauca, Temístocles Ortega, ha denunciado en una cumbre extraordinaria con sus homólogos regionales que la respuesta del Gobierno de Santos ha sido "tardía y lenta", pues asegura que se trata de una crisis que se vive desde hace muchos tiempo sin que se hayan tomado las medidas pertinentes.

"El Cauca vive hoy un abandono histórico por parte del Estado", ha afirmado Ortega, al apostar por la conciliación entre los indígenas y el Estado para poner fin a la actual situación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies