La Comisión de Derechos Humanos de México pide investigar los vínculos de funcionarios con la Masacre de Allende en 2011

Bandera mexicana
WIKIMEDIA COMMONS - Archivo
Publicado 20/03/2018 18:21:15CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 20 Mar. (Notimérica) -

   La Comisión Nacional de Derechos Humanos de México (CNDH) ha pedido este lunes a la Procuraduría General de la República (PGR) que investigue las responsabilidades de funcionarios públicos en una serie de delitos producidos entre el 18 y 20 de marzo de 2011 y sus vínculos con el cártel de 'Los Zetas', presunto autor de lo ocurrido.

   Solo a la Secretaría de Seguridad Pública de Allende atribuye actos como la detención arbitraria de 34 personas, incluidos cinco menores; la desaparición forzada de 38 personas, incluidos tres menores, y el apoyo a 'Los Zetas' en el allanamiento del Rancho 'Los Garza'.

   Todos estos delitos se habrían cometido entre los días 18 y 20 de marzo de 2011, cuando, según la Comisión, un grupo armado perteneciente a 'Los Zetas' destruyó 40 residencias y siete ranchos e hizo desaparecer a 300 personas en el Municipio de Allende, en el estado de Cuahuila, hechos conocidos como la Masacre de Allende.

   Por ello, este organismo nacional ha emitido una recomendación a la PGR para que "se inicie la carpeta de investigación, en contra de los servidores públicos del Municipio de Allende y los particulares involucrados en los hechos ocurridos del 18 al 20 de marzo de 2011, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de delincuencia organizada".

   Para argumentar sus hipótesis, la CNDH habla de testimonios de testigos de la Secretaría de la Defensa Nacional que no han podido ser contrastados e "imprecisiones" en informes sobre el momento en que miembros del Ejército aparecieron en uno de los ranchos.

   También afirma que informes del Colegio de México, la Universidad de Texas y la Federación Internacional de Derechos Humanos indican que testigos protegidos en Estados Unidos declararon contra servidores públicos federales, del Estado de Coahuila y de los Municipios de Allende y Piedras Negras, "respecto de sus vínculos con miembros del grupo delictivo denominado 'Los Zetas'".