El conductor que mató a la mujer boliviana en Carabanchel (España) tiene 18 años y simuló el robo del coche

Policía Municipal de Madrid
EUROPA PRESS
Publicado 04/05/2018 14:20:26CET

   MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS/Notimérica) -

   El conductor detenido por atropellar mortalmente a una mujer boliviana de 47 años hace dos semanas en Carabanchel, Madrid, es un adolescente de 18 años que simuló que le habían robado el coche para intentar engañar a la Policía Municipal, ha informado este viernes en rueda de prensa el inspector José Luis y el resto de miembros de la Unidad de Atestados que han participado en la investigación.

   Según han explicado este mediodía en una rueda de prensa, el arrollamiento tuvo lugar sobre las 23.45 horas de del día 22 de abril entre la Vía Lusitana y la Plaza de Coimbra. El conductor se dio a la fuga dejando a la mujer gravemente herida. Los servicios sanitarios que la atendieron no pudieron hacer nada por su vida, ya que presentaba graves traumatismos craneoencefálicos y torácicos.

   Los agentes de la Unidad de Atestados de Tráfico localizaron en la inspección ocular practicada en el escenario de los hechos varias piezas pertenecientes al turismo fugado. De su estudio criminológico averiguaron la marca y el modelo del vehículo, un BMW azul. Al día siguiente, un vecino del distrito de Villaverde avisó a la Policía de que en su calle había un turismo con signos de haber tenido algún accidente.

   Hasta el lugar acudió una patrulla de la Unidad Integral de Distrito (UID) de Villaverde, que observaron que en el interior y exterior del coche alguien había rociado polvo de un extintor, con la clara intención de dificultar la labor de la Policía Científica y borrar las huellas.

   El BMW fue estudiado posteriormente por la sección de la Policía Científica de la Unidad de Investigación. Presentaba un golpe en la aleta, en faro y en un lateral compatible con el atropello de la mujer.

   Los agentes constaron que el coche tenía un puente hecho, bloqueado el volante y con unos síntomas de robo que eran simulados. Los policías contactaron con el propietario del coche, que informó de que le habían robado el vehículo el día 22 a última hora de la tarde y que no lo había visto desde entonces, pero cayó en varias contradicciones, negando en todo momento ser el responsable del atropello.

   Además, localizaron unas grabaciones de unas cámaras de seguridad donde se aprecia al propietario minutos antes de producirse el arrollamiento circulando con el coche. Por todo ello, fue detenido ayer y ya ha sido puesto a disposición judicial acusado de los delitos de homicidio imprudente, omisión del deber de socorro y simulación de delito. Se trata de un joven de 18 años español, residente en Madrid y no tiene antecedentes policiales.