Continúa la huelga en la mina chilena de Escondida sin señales de solución

 
Contador

Continúa la huelga en la mina chilena de Escondida sin señales de solución

Planchas de cobre al interior de la mina chilena La Escondida
IVAN ALVARADO / REUTERS
Publicado 13/02/2017 15:19:27CET

   SANTIAGO, 13 Feb. (Reuters/Notimérica) -

   La huelga de trabajadores de la mina Escondida, en Chile, el mayor yacimiento mundial de cobre, ha llegado este lunes a su quinto día sin que las partes muestren señales de acercamiento para lograr una solución al conflicto, que ha obligado a la firma a declarar fuerza mayor en sus despachos.

   Los operarios sindicalizados iniciaron el pasado jueves la paralización de la mina, controlada por BHP Billiton, amenazando con extender la protesta por hasta dos eses.

   En este contexto, el domingo la firma denunció actos violentos tras la supuesta irrupción durante el fin de semana de un grupo de 300 encapuchados desde el campamento del sindicato, lo que obligó a desalojar al personal subcontratado.

"Toda la situación se mantiene, no ha habido ningún acercamiento. La compañía distrae la atención con este tipo de comunicados pero ya nos tiene acostumbrados", dijo al respecto el portavoz del sindicato, Carlos Allendes.

   Mientras la empresa afirma que la última oferta que presentó recogía el resultado de las discusiones sostenidas desde diciembre, el gremio la acusa de intentar rebajar los derechos obtenidos y diferenciar beneficios entre operarios nuevos y antiguos.

   Las partes también mantienen diferencias por el número de trabajadores que debe facilitar el sindicato para mantener los servicios mínimos y evitar daños a los equipos e instalaciones.

   La tensión ha mantenido presión alcista sobre los precios globales del metal, que el lunes tocaban su mayor nivel desde mayo del 2015, en medio de la interrupción de los envíos desde dos de los mayores yacimientos del metal en el mundo, Escondida y Grasberg.

   La empresa, que ha afirmado que no producirá al menos en los primeros quince días de la huelga, ya declaró fuerza mayor en sus envíos, lo que la exonera de cumplir con contratos establecidos.

   "Se verá en el camino hasta dónde los trabajadores mantendrán una posición dura y hasta dónde el mercado se beneficiará o no de los precios del cobre y otros metales como para transformar el costo de la huelga en algo económicamente no tan malo", dijo un operador.

   Escondida, que produjo poco más de un millón de toneladas el año pasado, está ubicada en el Desierto de Atacama, a unos 3.100 metros sobre el nivel del mar y 170 kilómetros al sureste de la portuaria ciudad de Antofagasta.

   En 2006, los trabajadores de Escondida realizaron una huelga de 26 días que obligó a la empresa a declarar "fuerza mayor". La paralización dañó la producción de la compañía e hizo subir los valores de la materia prima.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies