¿Cómo se ha convertido Carlos Slim en la persona más rica de Iberoamérica?

Carlos Slim
WIKIPEDIA
Publicado 28/01/2017 7:14:50CET

   CIUDAD DE MÉXICO (MÉXICO), 28 Ene. (Notimérica) -

   El 28 de enero de 1940 nacía en Ciudad de México el hoy sexto hombre más rico del planeta según la lista Forbes, el empresario Carlos Slim, quien hoy cumple 77 años. A pesar de que Slim ha visto menguada su fortuna en los últimos tiempos, continúa siendo uno de los nombres con mayor relevancia internacional, el más rico de Iberoamérica.

   Formado en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde realizó sus estudios en Ingeniería Civil al mismo tiempo que impartía clases en la cátedra de Álgebra y Programación Lineal, comenzó a construir su riqueza a través de la creación de Grupo Carso, el cual fundó con tan solo 25 años en el año 1965.

   A través del conglomerado comercial, Slim ha conseguido hacerse con sociedades de casi todos los ámbitos empresariales, teniendo especial relevancia las relacionadas con el mundo de las telecomunicaciones. Desde el año 1990, Carlos Slim es dueño de Teléfonos de México (Telmex), una de las empresas más significativas de México, América Latina y Estados Unidos, que incluye servicios de telefonía, televisión e Internet. La compra la hizo en sociedad con SBC Telecomunicaciones y France Telecom, lo que le permitió iniciar un nueva etapa en su desarrollo empresarial en un sector estratégico de nivel mundial.

   Con posterioridad Slim ha podido seguir agrandando su liderazgo en el mundo de la comunicación con la compra en el año 2008 del 6.4% de las acciones del periódico estadounidense New York Times, transformándose en el tercer accionista mayoritario de la compañía. Igualmente, posee acciones de Apple Inc., algo que le ha permitido multiplicar su fortuna especialmente desde el lanzamiento de la iMac.

   Sin embargo, el poder empresarial de Slim llega más allá. Mediante su grupo ha impulsado el crecimiento y actividad de iniciativas propias como Inmuebles Carso, Minera Frisco o Impulsora del Desarrollo y Empleo de América Latina (IDEAL), entre otras. Además, el mexicano es dueño desde el año 2012 del 30% de los equipos de fútbol mexicanos Club León y Club de Futbol Pachuca, así como del conjunto español Real Oviedo.

INVERSIONES EN PLENA CRISIS

   El surgimiento de sus primeras ganancias relevantes tiene origen con la crisis financiera sufrida en México durante la década de los años 80, cuando Slim consiguió erigirse como uno de los hombres más poderosos del estado. Mientras el país sufría una de las peores situaciones económicas de su historia, Slim pudo hacerse con la compra de la empresa Cigatam, fabricante de cigarros Marlboro.

   Este paso le permitió aumentar su fortuna para hacerse posteriormente con compañías de diversos sectores, como Hoteles Calinda, las empresas de neumáticos Euzkadi y General Tire, Reynolds Alumnio, Bimex o Seguros México, que actualmente forma parte el Grupo Financiero Inbursa. Su actividad empresarial no ha cesado desde entonces, y hoy en día sería necesario sumar la fortuna de los otros 14 mexicanos más poderosos del mundo para igualar la suya, según Forbes.

   De esta manera, en el año 1991 el empresario entró en dicha lista con una cantidad de 1.700 millones de dólares, cifra que ha multiplicado a lo largo de los años escalando puestos consecutivamente hasta el año 2015. A partir de ese momento, su patrimonio disminuyó en 27.100 millones de dólares como consecuencia de la disminución del 25% del valor de las acciones de América Movil, una de sus principales fuentes económicas. En ese momento pasó de ocupar el segundo al cuarto lugar en la lista Forbes de los hombres más ricos del mundo.

   Siendo su país de origen, México, uno de los estados latinoamericanos con mayores tasas de inequidad y desigualdad entre sus ciudadanos, el multimillonario desarrolla e impulsa labores altruistas de forma personal y empresarial, con actividades realizadas a través de su Fundación Telmex, Fundación Carso o del Museo Soumaya (fundado en honor a su esposa Soumaya Domit de Slim, fallecida en 1999).

   Además, participa en el rescate del Centro Histórico de Ciudad de México y en otros ámbitos como la salud, la educación, el deporte o la pobreza, para los que ha llevado a cabo la creación de tres institutos Carso junto con el ex-presidente de Estados Unidos, Bill Clinton.

LEGADO FAMILIAR

   Tal y como anuncia en su página web, Carlos Slim "aprendió a muy temprana edad el valor de la familia como prioridad en la vida", a la que debe sus primeros conocimientos empresariales. Tal y como cuenta, desde que era niño, su padre, Julián Slim, "les daba a cada uno de sus hijos una libreta de ahorros junto con su habitual 'domingo' y semana a semana, a fin de que administraran sus ingresos y egresos, la revisaban con él, veían sus gastos, compras y movimientos".

   De esta forma, desde muy jóven Slim-hijo llevaba al día sus balances personales y veía como su patrimonio se desarrollaba, tal y como había hecho su padre, quien a su llegada a México desde el Líbano en 1902 había conseguir ascender en la escala social y económica del país adquiriendo el 100% de la empresa que conformaba con su hermano en plena Revolución Mexicana.

   En la actualidad tres de los seis hijos de Carlos Slim han seguido sus pasos y forman parte de la organización y gestión de las empresas de su padre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies