Costa Rica lanza un proyecto de playas accesibles

Playas de Costa Rica
INSTITUTO COSTARRICENSE DE TURISMO
Actualizado 19/08/2018 8:43:45 CET

   Incluye la recolección tapas y demás envases plásticos de los arenales

   MADRID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La campaña 'Dona Tapa' tienen como objetivo convertir a Costa Rica en el primer país de Centroamérica con playas accesibles, para ello reciclará tapas y envases plásticos que se reutilizarán para construir rampas para personas en sillas de ruedas u otra limitación física en estos espacios públicos.

   Actualmente son muy pocas las playas del país cuenta con este tipo de estructuras, lo que dificulta el acceso de las personas con alguna discapacidad o movilidad reducida.

   El programa Bandera Azul Ecológica liderado por el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) contempla esta necesidad entre los requisitos para otorgar el galardón de 5 estrellas en la categoría playas, pero son pocas de las acreditadas en Costa Rica, que cumplen con todos los parámetros de accesibilidad, que reclama la Red Costarricense de Turismo Accesible.

RED DE TURISMO ACCESIBLE.

   Por el momento, las playas de Matapalo, Punta el Madero (Guanacaste) y las playas Blanca y Playita en el Pacífico Medio, cuentan con cinco estrellas y rampas especiales o alfombras especiales y portátiles, para acceso a la playa.

   Otro ejemplo destacable es Playa Manuel Antonio (del Parque Nacional del mismo nombre) que cuenta con un sendero universal de accesibilidad. Actualmente, Costa Rica cuenta con 107 playas con Bandera Azul Ecológica pero se siguen realizando esfuerzos significativos.

   Para solucionar esta situación, la asociación Red Costarricense de Turismo Accesible ha lanzado una campaña denominada 'Dona Tapa', consistente en la recolección tapas y demás envases plásticos con el fin de colocar las primeras rampas y, al mismo tiempo, contribuir en la reducción de desechos.

   Para la elaboración de estas pasarelas retráctiles se necesitan aproximadamente 26 kilogramos de plástico procesado por metro cuadrado. Cada estructura tendrá un largo de entre diez y 14 metros, por lo tanto solamente una estructura necesitará al menos 260 kilogramos de material. Al ser retráctiles, las pasarelas se podrán guardar en rollos por la noche y se instalarán cada mañana.