¿Cuál es el futuro de la educación en Iberoamérica?

COLEGIO BOLIVIA
REUTERS
Publicado 08/01/2017 7:20:34CET

   MADRID, 8 Ene. (Notimérica) -

   El reciente informe del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA) --que recoge los resultados académicos de diferentes países del mundo tras un conjunto de pruebas realizadas en la primavera del pasado año-- indicó que los países iberoamericanos se encuentran por debajo del promedio general en materia de educación.

    El estudio cubre las áreas de comprensión lectora, matemáticas y competencia científica y se llevó a cabo en México, Costa Rica, Colombia, Perú, Brasil, Chile y Uruguay. Frente a las malas notas generales obtenidas en los países de la región, es importante realizar un balance para determinar cuáles han sido las fortalezas y las debilidades en las aulas iberoamericanas.

   En el último informe destaca la mejora de la media obtenida en materias de ciencias desde 2006 --excepto en Costa Rica-- además de que el acceso a la educación ha aumentado en los últimos diez años pero la inversión en las aulas iberoamericanas continúa siendo insuficiente, algo que repercute irremediablemente en la actitud y los resultados de los alumnos.

   Ni siquiera Chile, que es el país iberoamericano que ha registrado mejores resultados en la última estadística, se sitúa cerca de la mitad de la lista. Además, en los últimos 15 puestos de los 70 países que componen el informe se contabilizan cinco naciones de la región: Colombia, México, Brasil, Perú y República Dominicana, que ocupa el último puesto de los 70.

COMPETENCIA EN CIENCIAS

   Perú y Colombia son las dos naciones que han presentado los avances más importantes en los resultados de las asignaturas en ciencias, subiendo 28 puntos respecto al año 2009. Por el contrario, la mayoría de los estudiantes iberoamericanos siguen obteniendo notas más bajas que la media de la OCDE.

   Por ejemplo, en Chile las cifras en este área no han experimentado grandes cambios desde hace una década. A pesar de este estancamiento, el país andino se diferencia de los demás en que en la mayoría de estos casi uno de cada dos estudiantes no alcanza el nivel básico de competencias, que se establece en un nivel 2.

COMPRENSIÓN LECTORA

   En general, los datos atribuidos a la competencia lectora son mejores que los de las otras ramas en los países iberoamericanos aunque están muy por debajo de la media de la OCDE. Por ello, en torno al 40 por ciento de los alumnos de la región no alcanza los niveles básicos de lectura.

   La evolución es notoria si se tienen en cuenta los resultados obtenidos en los años 2006 y 2009. Solo caen México Brasil y Costa Rica respecto a ese último informe. Sin embargo, Perú --aunque continúa registrando malas notas-- determina una mejora muy notable.

HABILIDAD EN MATEMÁTICAS

   Todos los países iberoamericanos se encuentran entre el 33 por ciento de los países participantes en PISA con peores resultados en matemáticas. La situación es grave y su evolución es muy lenta aunque ha mejorado respecto al año 2012.

   Costa Rica y Uruguay no han seguido esta tendencia de crecimiento, no obstante Perú y Colombia han visto como las notas de sus alumnos han crecido 18 y 13 puntos respectivamente desde el año 2012. A esta evaluación se suma otro obstáculo: más del 50 por ciento de los estudiantes de 15 años de edad no alcanzan el nivel más bajo de competencia matemática.

INVERTIR EN PROFESORADO

   En una reciente entrevista el director de educación y competencias de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) --que dirige el informe PISA-- , Andreas Schleicher, indicó que el primer paso adelante en la educación se llevará a cabo si se invierte lo suficiente en la calidad de los profesores.

   "La calidad de la educación nunca puede ser mejor que la calidad de la enseñanza", comentó Schleicher a Notimérica en la citada entrevista. A pesar de que haya habido cambios a nivel gubernamental y legislativo, el principal problema es que solo se quedan en escritos que no se llevan a la práctica.

   Los logros de los alumnos no deben quedarse únicamente en resultados de un informe mundial, ya que tras ese resumen de datos existe una larga lista de motivos por los que la educación en Iberoamérica no es óptima ni se aprovecha de manera correcta.

   Muchos alumnos abandonan las aulas por problemas de diversa índole --principalmente económicos-- además de que la tasa de repetición es muy alta. Esto se debe a la calidad de la enseñanza, que en muchas ocasiones no permite a los estudiantes "aplicar el conocimiento o pensar de forma creativa", según señala Schleicher.

   Los profesores cuentan con pocas posibilidades de desarrollo en Iberoamérica, a pesar de ser el principal recurso de un sistema educativo. Salvo en México, Chile o Colombia, más del 85 por ciento de los profesores cuenta con algún tipo de certificación que, de nuevo, forma parte más de un proceso burocrático que de un acto práctico y real.

   Llama especialmente la atención el caso de Brasil y Chile, siendo el primero uno de los que presentaron peores resultados en las tres áreas estudiadas en el informe PISA, mientras que el segundo se acercaba más a la media obtenida por los países de la Organización para la Cooperación y el Desarollo Económicos (OCDE).

   En todos los países iberoamericanos menos en Brasil, el porcentaje de profesores de ciencias que participa en actividades de desarrollo profesional se encuentra por debajo del promedio de la OCDE (51,1 por ciento). Además, solo el 57 por ciento de los profesores en Chile cuentan con algún tipo de título (frente al 78 por ciento del promedio de la OCDE).

FINANCIACIÓN Y RECURSOS

   La falta de inversión general en la educación iberoamericana está limitando las posibilidades de aumentar la cobertura del sistema y la calidad del mismo.

   También es de especial importancia el acceso igualitario a los mismos recursos educativos, ya que los alumnos socieconómicamente desaventajados no suelen contar con las mismas facilidades que los que poseen un mayor nivel de riqueza en el hogar.

   Los países que presentan mayores desigualdades son México, Perú y Brasil, mientras que en Costa Rica se dan las mismas características en los niños en buenas condiciones económicas que en aquellos que tienen menor nivel monetario.

   Por último, la brecha de género persiste y dificulta el desarrollo formal y real de la educación iberoamericana. La diferencia entre los niños y las niñas queda patente principalmente en las competencias en ciencias, algo general en toda la región.

   Sin embargo, esta desigualdad se ha reducido en todos los países iberoamericanos, fundamentalmente en Chile, México y Colombia, aunque sigue superando el promedio de la OCDE en 8 puntos, excepto en México y República Dominicana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies