Deniegan la nacionalidad española a una uruguaya con más de 20 años en el país por "no estar adaptada a la cultura"

Barcelona
FLICKR
Publicado 19/06/2018 13:50:46CET

   BARCELONA, 19 Jun. (Notimérica) -

   Noelia Ceroni lleva más de 20 años residiendo en España, más de la mitad de su vida. Sin embargo, en los últimos meses se le ha denegado la nacionalidad española ya que "la interesada no se encuentra adaptada a la cultura y al estilo de vida españoles", como argumenta el escrito que le ha sido remitido.

   Según cuenta 'elPeriódico', Ceroni nació en Uruguay hace 43 años, y vive en Barcelona desde los 20. Desde entonces, ha creado una familia --tiene cuatro hijos, dos de ellos gemelos-- y trabaja en un hospital privado de Barcelona después de estudiar un curso de radioterapia.

   El motivo que la empujó a pedir la nacionalidad fue poder votar: "Soy una ciudadana sin derecho voto. No puedo votar ni aquí ni allí. Allí los primeros años el voto exterior estaba prohibido porque los primeros gobiernos en democracia eran de derechas y creían que el voto exterior era un voto exiliado, de izquierdas; después, con la llegada al poder de la izquierda, se quiso introducir, pero se hizo un referéndum y salió que no", explica al citado medio.

   Por ello, comenzó a realizar los trámites para la nacionalización después de llevar viviendo en Barcelona 18 años, en el año 2014. Cuando acudió al registro civil, donde le indicaron que "sin nacionalidad y sin trabajo necesitas a alguien de aquí que se responsabilice de ti", por lo que su pareja tuvo que presentar documentación con la que pudiera respaldar su petición. Tras ello, tal y como relata, "la funcionaria que nos atendió lo miró todo, comprobó que todo estaba en orden y entonces la hicieron salir para que hiciera el examen".

   Según alega Noelia a 'elPeriódico', si bien sabía de la existencia del examen no se le había facilitado con anterioridad el temario, ni tampoco se le había avisado de que tendría que realizarlo en ese momento, por lo que no estaba preparada. "Yo iba a entregar papeles y de repente me veo ante un papel en el que me preguntan los artículos 6, 14 y no recuerdo cuál más de la Constitución, cinco deportistas españoles, tres ríos de la comunidad de Madrid y quién era la presidenta de Andalucía", afirma.

   Además, Noelia denuncia que "no había prácticamente ninguna pregunta sobre Cataluña, donde vivo", por lo que trató de hacerle saber a la funcionaria su indignación y esta le indicó que "pero estás aquí para sacarte la nacionalidad española, no la catalana", lo que hizo que, a sabiendas de que no era "un gran examen", le entregara el examen. Sin embargo, "al tener toda la documentación en regla, no pensé que me la denegarían", señala.

   Cuatro años más tarde se le ha denegado la nacionalidad, lo que le parece injusto y por lo que va a recurrir, a pesar de que su abogado le haya planteado la posibilidad de volver a abrir un expediente, hacer el examen y terminar con el trámite. "Es una resolución injusta y quiero recurrirla. Denunciarlo. Es una cuestión de dignidad. Lo que yo he llorado. Lo que me ha costado no ver envejecer a mis padres ni crecer a mis sobrinos, para que me vengan a decir que no estoy adaptada, ¿pero qué se creen?"

   Además, Noelia alega que se trata de una medida que puede llegar a ser discriminatoria, algo que también la empuja a luchar y a recurrir la sentencia: "Ya no es por mí, es por todos. Si me hacen esto a mí, que soy blanca, tengo recursos y domino la lengua, ¿que no harán con las personas en situaciones mucho más vulnerables?", reflexiona en 'elPeriódico'.