El desgarrador testimonio antes de morir de la modelo venezolana que fue violada y rociada con ácido en México

Modelo venezolana
YOUTUBE
Actualizado 23/03/2018 8:35:19 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 22 Mar. (Notimérica) 

   La joven modelo venezolana Kenni Mireya Finol, que localizaron muerta el pasado 2 de marzo frente a una escuela en el municipio mexicano de Ecatepec, con síntomas de haber sido fuertemente golpeada y con ácido en el rostro, reveló en un vídeo antes de su asesinato la identidad de su presunto asesino: Brayan Mauricio González, alias 'El Pozole', quien parece ser que forma parte del cártel La Unión de Tepito.

   Cuatro meses antes de su muerte, Finol grabó una serie de vídeos y audios en los que dio a conocer el nombre de su presunto asesino, además de las razones por las que el sujeto quería matarla, según informó el portal 'Regeneración'.

   Las imágenes, filmadas en octubre del año pasado y solo ahora difundidas, muestran a la joven venezolana con la cara repleta de moratones y un brazo roto, mientras relata que le habían tenido que dar puntos en la cabeza. Allí señala como responsable a 'El Pozole', un presunto sicario con el que había tenido una relación amorosa hasta el mes de septiembre.

   Del mismo modo, Finol denunció en su grabación que 'El Pozole' era un criminal que "mata por hobby, ni porque le paguen". Viví con él y varias veces mató por nada en mi cara", señaló la modelo venezolana.

   Al parecer este sujeto es uno de los sicarios del grupo criminal que lidera 'El Betito', acusado de extorsión, secuestro, venta de droga y cobro de derecho de piso en las delegaciones Cuauhtémoc, Benito Juárez, Venustiano Carranza, Cuajimalpa y Gustavo A. Madero.

   En uno de los vídeos la mujer deja una desgarradora petición a su expareja para que le concede algo más de tiempo para poder irse de México. "Mírame, estoy demasiado inflamada. Espérame un poquito para que se me pase... no me puedo mover", ruega la joven tras haber sido salvajemente golpeada.

   Según el portal 'MinutoUno', González también sería responsable de la muerte de otras escorts, entre ellas la argentina Karen Ailen Grodznisk, asesinada el pasado mes de diciembre.

MUERTE

   La venezolana, de 26 años, asistió el pasado 23 de febrero a un concierto de música electrónica en Ecatepec, al cual fue invitada por varios hombres que presuntamente la contactaron por redes sociales para pedirle los servicios de 'escort' que ofrecía, según informó 'El Universal'.

   La joven se anunciaba, para ofrecer esos servicios sexuales, en el portal de ZonaDivas, el mismo sitio en el que se promocionaban la también venezolana Génesis Uliannys y Grodziñiski, quienes fueron asesinadas en noviembre y diciembre pasado, respectivamente.