Diez años de la Carta Cultural Iberoamericana

Diez años de la Carta Cultural Iberoamericana
REUTERS
Publicado 23/03/2016 12:06:50CET

   Por Tomás Mallo, de la Sección Iberoamericana del Ateneo de Madrid, para Notimérica.

   MADRID, 23 Mar. (Notimérica) -

   La Carta Cultural Iberoamericana (CCI) es un elemento del Espacio Cultural Iberoamericano (ECI) que está en pleno desarrollo con la participación de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI); un instrumento básico y fundamental para construir una conciencia iberoamericana en un espacio plurilingüe de gran riqueza cultural, aprobado hace diez años en la Cumbre Iberoamericana de Montevideo (2006).

   En 1999, en un Congreso organizado por el Convenio Andrés Bello, ya se hablaba del asunto y la OEI dio los pasos necesarios para que la CCI tuviera un lugar en la Cumbre de Costa Rica (2004), en donde se acordó "la búsqueda de nuevos mecanismos de cooperación cultural iberoamericana, que fortalezcan las identidades y la riqueza de nuestra diversidad cultural y promuevan el diálogo cultural".

   En un seminario de expertos celebrado en El Escorial, en Madrid, se redacta el texto de la CCI, con la previsión de que se aprobaría en la Cumbre de Salamanca (octubre de 2005), pero no se hizo hasta la Cumbre de Montevideo (noviembre de 2006), y no se firmó como un documento vinculante, sino como un documento referencial y que, efectivamente, se convirtió en un referente contribuyendo en gran medida al desarrollo cultural en los países iberoamericanos. Su Plan de Acción se aprobó en la XVII Cumbre de Santiago de Chile (2007) y el "Informe sobre la Consolidación del Espacio Cultural Iberoamericano" en la Cumbre de Cádiz (2012).

   Su creación tiene mucho que ver con la Convención sobre la Protección y Promoción de las Expresiones Culturales de la UNESCO (2005), es hija de ella y la primera gran iniciativa regional para salvaguardar la diversidad cultural.

   Como afirma Jesús Prieto de Pedro: "Es un instrumento integral y contemporáneo sobre la cultura, que pretende afrontar un amplísimo elenco de las cuestiones y las relaciones que presenta la cultura en la vida actual y, por otro lado, un instrumento para la diversidad cultural iberoamericana concebida como un conjunto cultural complejo que abarca elementos de una cultura común iberoamericana, las expresiones culturales nacionales, regionales y locales, las culturas de las comunidades tradicionales, indígenas, afrodescendientes y de poblaciones migrantes, así como toda la gama de subculturas que se dan dentro de ellas. Todo esto son piezas de uno de los edificios de identidades compuestas y en interacción más amplio y rico del mundo, la llamada cultura iberoamericana, respecto de la que la CCI busca crear las bases y los cauces para su preservación y desarrollo, tanto hacia el interior de la región como hacia el resto del mundo".

   La CCI reitera a lo largo de todo el texto que su objetivo último es la consolidación del ECI, al que define como un espacio cultural dinámico poseedor de una notable profundidad histórica, de una pluralidad de orígenes y de variadas manifestaciones.

   ¿Qué se ha hecho en estos diez años? El balance es positivo: I) incremento del acervo jurídico; II) incremento de los presupuestos; III) creación de ministerios; IV) aumento de las capacidades de las instituciones y de los grupos académicos; V) nueva forma de dialogar con la ciudadanía y mayor participación ciudadana, elemento fundamental para la construcción de la comunidad iberoamericana; VI) seis Congresos Iberoamericanos de Cultura dedicados a distintos temas (México DF, 2008; Sao Paulo, 2009; Medellín, 2010; Mar del Plata, 2011; Zaragoza, 2013 y San José de Costa Rica, 2014); VII) presencia en el proceso de paz de Colombia; VIII) está en marcha la agenda digital de la cultura como medio de acceso a la cultura; IX) está en marcha un canal de televisión satelital; y X) Se ha forjado un sistema único de cooperación cultural, en la que todos ponen y todos reciben, para construir una identidad iberoamericana.

   El ejemplo más característico de dicha cooperación son los Programas IBER: Iberartesanías, Ibercultura viva y comunitaria, Iberarchivos, Iberescena, Ibermedia, Ibermuseos, Ibermúsicas, Iberorquestas juveniles Iber-rutas, Iberbibliotecas; Red de Archivos Diplomáticos Iberoamericanos, Ibermemoria sonora y audiovisual, Ibercocinas y Artes visuales iberoamericanas.

   La XXV Cumbre Iberoamericana que se celebra este año en Cartagena de Indias los días 28 y 29 de octubre de 2016, y cuyo eje temático es "Juventud, Emprendimiento y Educación", tendrá que mostrar resultados de los mandatos encomendados hace dos años en Veracruz y que en lo que a la cultura se refiere fueron los siguientes: I) lanzamiento de un Agenda Digital Cultural; II) creación y lanzamiento de un Canal Satelital Iberoamericano; III) creación de la Biblioteca Digital del Patrimonio Iberoamericano que digitalice en los próximos tres años el patrimonio bibliográfico iberoamericano; IV) poner en marcha un Plan para el fortalecimiento de las industrias culturales; y V) puesta en marcha de dos iniciativas de cooperación: el Iber Artes Visuales y otra para promover y resguardar las tradiciones gastronómicas.

   Todo parece indicar que ya hay resultados positivos sobre dicho cumplimiento y que en la reunión de Ministros de Cultura que tiene lugar los días el 19 y 20 de mayo se revisará la situación de los mandatos y se hablará del X aniversario de la CCI, lo que después se aprobará formalmente en la XXV Cumbre Iberoamericana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies