Dolly Montoya, primera mujer en dirigir el rectorado de la Universidad Nacional de Colombia en 150 años

Universidad Nacional de Colombia
WIKIMEDIA COMMONS
Publicado 28/03/2018 19:31:04CET

   BOGOTÁ, 28 Mar. (Notimérica) -

   La elección del pasado jueves de Dolly Montoya como próxima rectora de la Universidad Nacional de Colombia dará a la institución la primera mujer en ocupar esa posición en 150 años.

   Ha orientado su carrera al fomento de la investigación y hace 35 años fundó el Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional (IBUN). "Siempre he sido una convencida de que todo se puede. Sin atropellar, sin hacer cosas imposibles, pero ante el cierre de una puerta hay que abrirla, y se puede. Y eso ha pasado en todo lo que he hecho en mi vida", sostiene desde esa institución, según informa 'El País'.

   El IBUN cuenta actualmente con 16 laboratorios, patentes y publicaciones científicas. "Estamos convencidos de que la paz es desarrollo económico, porque hay mucha inequidad", asegura.

   Accederá al cargo el próximo 2 de mayo a menos de un mes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en el país, una Colombia marcada por la división ideológica, un polémico acuerdo de paz entre el Gobierno y la antigua guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y un continuo asesinato de líderes sociales.

   Frente a este panorama, esta convencida militante de la izquierda mantiene que "nuestra universidad trasciende los gobiernos". "Tiene que negociar con el que esté, godo (conservador), liberal, de cualquier tendencia, porque nuestros propósitos van más allá del gobierno inmediato. La universidad tiene que ser interlocutora válida del Estado", sostiene.

    La Universidad Nacional es la principal de Colombia y la referente en materia de investigación. Montoya señala que, entre sus objetivos, está el alcanzar más acuerdos internacionales. "Nuestra principal necesidad es armonizar lo que hacemos par seguir siendo la primera universidad del país", indica.

   Sostiene que los países desarrollados "son conscientes de que el conocimiento es el que genera riqueza" y que por ello "tenemos que jugar un papel muy importante en hacer que el conocimiento se vuelva parte de la vida cotidiana de la sociedad".

   A inicios de los años ochenta obtuvo un master en Ciencias Biomédicas, con honores, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y más tarde se haría con un doctorado con reconocimiento magna cum laude de la Universidad Tecnológica de Múnich, a lo que sumaría un posdoctorado en Sussex. Con esa trayectoria a sus espaldas, asegura sin lugar a dudas que las mejores universidades de Iberoamérica son la UNAM y la de Sao Paulo.