Dos comuneros mapuches condenados a cadena perpetua por la muerte de una pareja en 2013

Cárcel
WIKIMEDIA COMMONS
Publicado 11/06/2018 21:58:56CET

   SANTIAGO, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Tribunal Oral de lo Penal de Temuco ha condenado este lunes a cadena perpetua a dos comuneros mapuches y a cinco años de prisión a un tercero por el ataque incendiario que provocó en 2013 la muerte de un matrimonio en el sur de Chile. Los tres han sido juzgados por la Ley Antiterrorista de la era del dictador Augutsto Pinochet.

   El tribunal "condena a presidio perpetuo a Luis Tralcal Quidel y a José Tralcal, y a cinco años a José Peralino Huinca", ha informado el Poder Judicial a través de su cuenta en Twitter.

   Los hermanos Tralcal deberán pasar un mínimo de 20 años en prisión antes de poder optar a algún beneficio penitenciario, mientras que Peralino consiguió una pena menor por haber colaborado con la investigación.

   El ministro de Interior chileno, Andrés Chadwick, ha destacado que esta sentencia es "un duro golpe para el terrorismo" y se ha declarado "satisfecho".

   "Creo que es un duro golpe al terrorismo y una potente señal para todos aquellos que pretenden usar la acción violenta, la acción terrorista para sus propios intereses, un duro golpe, eficaz, una buena señal para todos aquellos que están participando en acciones terroristas. Así, que en ese sentido, el Gobierno está satisfecho y ve con una visión muy positiva esta sentencia", ha afirmado en declaraciones recogidas por la prensa chilena.

   En enero 2013, un grupo de desconocidos irrumpió en la vivienda del empresario Werner Luchsinger y su esposa Vivian Mackay en el sur de Chile y quemaron el inmueble con el matrimonio en su interior.

   Peralino y los hermanos Tralcal ya habían sido juzgados por este crimen anteriormente, e incluso en 2017 fueron absueltos de toda responsabilidad, pero en diciembre de ese mismo año aquella absolución fue anulada por un tribunal superior, y se ha repetido el juicio.

   Los ahora condenados fueron detenidos en junio de 2016 y juzgados en el marco de la Ley Antiterrorista de la era Pinochet, lo que ha levantado la polémica en el país. Los comuneros realizaron una huelga de hambre en un intento de presionar a la Fiscalía para que retirara los cargos por terrorismo.

Contador