Ecuador defiende el diálogo con Reino Unido para resolver la situación de Assange

Julian Assange en la Embajada de Ecuador en Londres
REUTERS / NEIL HALL - Archivo
Publicado 16/05/2018 15:59:57CET

   MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

   La ministra de Exteriores de Ecuador, María Fernanda Espinosa, ha afirmado este miércoles que cualquier decisión sobre el futuro del fundador de Wikileaks, Julian Assange, se tomará en el marco de un diálogo con el Gobierno de Reino Unido y teniendo en cuenta tanto los derechos de Assange como las leyes internacionales.

   "Cualquier decisión que se tome se dará en diálogo con Reino Unido y con profundo respeto al derecho internacional y los Derechos Humanos, el Estado de Derecho y las leyes ecuatorianas en materia de movilidad humana", ha defendido Espinosa, durante un acto en la escuela diplomática del Ministerio de Exteriores ruso en Moscú, según la agencia Sputnik.

   En este sentido, ha recalcado que el Gobierno de Lenín Moreno sigue queriendo encontrar una "salida" para Assange, que se refugió en la Embajada ecuatoriana en Londres en junio de 2012 para evitar ser extraditado a Suecia, donde entonces estaba siendo investigado por presuntos delitos sexuales.

   Espinosa ha considerado a Assange "una persona internacionalmente protegida", en la medida en que tanto el Ejecutivo ecuatoriano como el fundador de Wikileaks temen un traslado a Estados Unidos y un posible juicio por la difusión masiva de documentos norteamericanos secretos.

   El diario británico 'The Guardian' reveló el martes que el Estado ecuatoriano se había gastado al menos 5 millones de dólares (4,2 millones de euros) en una operación de los servicios de Inteligencia para proteger y apoyar a Assange. Este operativo, según la información, contó con el visto bueno del expresidente Rafael Correa y del exministro de Exteriores Ricardo Patiño.

CAMBIO DE POLÍTICAS

   Pese a que ha sido el actual Gobierno ecuatoriano el que ha concedido la ciudadanía a Assange para tratar de desbloquear la situación, el Ejecutivo de Moreno también es el responsable de retirarle ciertos privilegios, entre ellos el acceso a Internet, por sus posicionamientos sobre cuestiones políticas de otros países, entre ellos España.

   El exministro Guillaume Long, el último jefe diplomático de la etapa de Correa en el poder, ha criticado estas restricciones en una entrevista a 'The Guardian'. "No creo que sea una medida proporcionada", ha dicho, al criticar que, al contrario de lo que ocurrió con los límites impuestos en 2016 durante la campaña electoral de Estados Unidos, en esta ocasión "no se ha fijado ninguna fecha para la reconexión".