Descubren una proteína que desencadena la respuesta inflamatoria en la hemorragia y la sepsis

Logran las primeras imágenes de una hemorragia dentro del corazón tras un infart
EUROPA PRESS
Publicado 07/10/2013 0:21:32CET

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto Feinstein para la Investigación Médica, en Manhasset, Nueva York, Estados Unidos, han descubierto una proteína en el cuerpo humano que puede desencadenar y mediar la inflamación en pacientes con hemorragia y sepsis, un hallazgo que publica este domingo la revista 'Nature Medicine' en su edición digital.

Unos 37 millones de personas al año están ingresados en las salas de urgencias con una lesión traumática, que es la principal causa de muerte en Estados Unidos.

Dos de las razones por las que las lesiones traumáticas son tan mortales son la pérdida de sangre (hemorragia) y una condición clínica denominada sepsis, que se produce cuando las moléculas liberadas en el torrente sanguíneo para combatir una lesión o infección desencadenan la inflamación en todo el cuerpo.

La inflamación es necesaria para mantener una buena salud, puesto que sin ella, las heridas e infecciones no se pueden controlar o curar. Sin embargo, la inflamación persistente y constante a menudo resulta en la disfunción de órganos o daños, que conducen a la muerte del paciente, como demuestra el hecho de que entre el 28 y el 50 por ciento de las personas que sufren sepsis mueren a causa de la condición.

Durante años, los científicos del Instituto Feinstein han estado investigando formas de tratar la sepsis, deteniendo la inflamación persistente y constante.

Como resultado de este esfuerzo, Ping Wang, director del Laboratorio de Investigación Quirúrgica y director del Centro de Investigación Traslacional del Instituto Feinstein, y sus colegas descubrieron que una proteína llamada CIRP se aumenta y se libera en el torrente sanguíneo en respuesta al choque hemorrágico y la sepsis.

Cuando CIRP provoca la inflamación, contribuye al daño de órganos en el cuerpo. La hipótesis del doctor Wang es que si la actividad CIRP se bloquea, disminuye la inflamación, por lo que la supervivencia del paciente mejorará.

Para probar esta teoría, observó junto a sus colegas que el tratamiento con un anticuerpo contra CIRP aumentó significativamente las tasas de supervivencia durante la hemorragia y la sepsis en los estudios preclínicos.

"Hemos identificado un pequeño péptido que puede ser potencialmente desarrollado como un compuesto anti-CIRP --anunció Wang--. Lo que esto significa para los pacientes es que hemos descubierto una molécula que podría utilizarse en el futuro para el tratamiento de la hemorragia y la sepsis y salvar muchas vidas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies