El ELN acusa al Gobierno de retrasar la liberación de los nueve secuestrados

ELN
REUTERS - Archivo
Actualizado 21/08/2018 8:45:07 CET

   BOGOTÁ, 20 Ago. (EUROPA PRESS/Notimérica) -

   El Ejército de Liberación Nacional (ELN) ha acusado al Gobierno de Iván Duque de retrasar la liberación de las nueve personas que la guerrilla colombiana tiene en su poder por frenar la elaboración de los protocolos de actuación de la comisión humanitaria que se encargará del operativo.

   El grupo armado anunció el pasado 10 de agosto a través de un comunicado que está dispuesto a liberar a los cuatro militares, tres policías y dos civiles que ha secuestrado en las últimas semanas en zonas rurales de los departamentos de Arauca y Chocó.

   Para ello, los insurgentes colombianos han puesto como condiciones que se cree una comisión humanitaria integrada por Naciones Unidas, la Iglesia Católica, "garantes y delegados de las dos partes" y que ambas elaboren unos protocolos de actuación para la misma.

   En un vídeo difundido por redes sociales, el guerrillero Aurelio Carbonell ha explicado que los rehenes podían haber sido liberados "hace ocho días", pero que siguen en poder del ELN porque "aún no se han realizado los contactos entre la delegación (de paz del ELN) y el Gobierno" para elaborar los protocolos de la comisión humanitaria.

   "Inexplicablemente, el Gobierno no ha facilitado el contacto directo con la delegación y eso está impidiendo hacer los procedimientos que corresponden y demorando algo que podríamos haber hecho ya hace ocho días", ha dicho el combatiente.

   Su compañero Bernardo Téllez ha advertido en el mismo vídeo de que la negativa del Gobierno a contactar directamente con la guerrilla podría afectar al diálogo de paz iniciado el año pasado por el anterior Ejecutivo de Juan Manuel Santos.

   "Hasta ahora se han dado contactos indirectos a través de terceros. Hace poco se estableció contacto telefónico entre el jefe de la delegación (Pablo Beltrán) y Miguel Ceballos, que es el Alto Comisionado para la Paz", pero solo se ha hablado de la liberación de rehenes, ha contado.

   "Del resto de temas sustanciales" del diálogo de paz no se ha hablado, ha lamentado. "Es necesario hacer un contacto directo, pues ahí nosotros escucharemos el balance y las propuestas de ellos de cómo continuar y también tendremos la posibilidad de exponer lo nuestro", ha defendido Téllez.

   Duque, que asumió el cargo el 7 de agosto, dijo que se tomaría 30 días para analizar el estado del proceso de paz y decidir si continúa con él o lo cancela. Como ya avanzó durante la campaña electoral, ha exigido al ELN que se concentre y desarme para seguir hablando de paz.

   Téllez, aunque no ha contestado directamente a la propuesta del presidente colombiano, ha asegurado que la guerrilla está dispuesta a "flexibilizar o hacer pequeños ajustes que permitan que el proceso camine". "Nosotros vemos que es necesario darle continuidad", ha considerado.