Encuentran descuartizado a un empresario español en el frigorífico de su restaurante en Venezuela, ¿qué sucedió?

Cristobal Ferrer
TWITTER
Actualizado 28/06/2018 14:45:53 CET

   CARACAS, 28 Jun. (Notimérica) -

   El cuerpo de Cristobal Ferrer Jaouen, un empresario procedente de Ibiza (España) de 51 años, apareció desmembrado este miércoles en el congelador de su restaurante, en Carúpano, el Caribe venezolano. 'El Español', como así lo llamaban, llevaba varios días desaparecido y su cuerpo desmembrado fue hallado en el frigorífico de su propio restaurante.

   Desde el 21 de junio el ibicienco se encontraba en paradero desconocido. Su restaurante permanecía cerrado y nadie sabía nada de él, por lo que sus más allegados denunciaron la desaparición. La Policía Judicial de Venezuela rompió las puertas del establecimiento y encontró el cadáver del hombre descuartizado dentro del refrigerador.

   El cuerpo de Ferrer presentaba heridas de arma blanca. Había sido asesinado a machetazos, descuartizado y guardado en la nevera, según informa 'El Mundo'.

   Las autoridades confirmaron la detención de dos sospechosos por el asesinato de Ferrer, dos empleados del Ibiza Club, un restaurante de costa propiedad de la víctima. Ellos fueron los que disponían de las llaves para colarse en el establecimiento y acabar con la vida de su jefe. Además, otros dos trabajadores han sido identificados por su presunta participación en el suceso.

LA IBIZA VENEZOLANA

   Ya hacía años que Cristobal Ferrer Jaouen había dejado su Ibiza natal para probar fortuna en la parte más desconocida del caribe. Concretamente, llegó al estado de Sucre, del que se dice que tiene las playas más bonitas del país.

   Allí se casó por segunda vez con una venezolana, con la que tiene un hijo de casi dos años. Fue en Playa Patilla donde abrió su restaurante al que llamó Ibiza Club, convirtiéndose así en 'El Español'.

   Aunque Ferrer vivía muy desahogado económicamente, las cosas se habían complicado desde 2017. Desde el año pasado, el estado de Sucre es una zona que se encuentra en un situación crítica. A la pobreza general del país se le suma la falta de infraestructuras en la región.

EXTORSIONES

   Son muchos los empresarios que han denunciado el repunte de violencia en la zona. Secuestros, extorsiones y agresiones por motivos económicos.

   El día 21 de junio, Ferrer dejó de dar señales de vida. Ni a su familia venezolana, ni a su familia que reside en Baleares, ni a sus vecinos. Se había esfumado. Desde España se seguía con atención el proceso de búsqueda. Su hija Alba (del anterior matrimonio), apuntaba en redes sociales que "a pesar de la distancia, lo último que hay que perder es la esperanza".

MACABRO FINAL

   Las sospechas de que se podría haber marchado duraron hasta que los agentes llegaron a la cocina del establecimiento. Allí, dentro de un frigorífico de grandes dimensiones, hallaron los restos descuartizados de 'El Español'. Su cuerpo desmembrado fue trasladado al hospital Santos Aníbal Dominicci, donde su familia reconoció el cadáver y donde le fue practicada la autopsia.

   El análisis forense determinó que Ferrer había sido asesinado a machetazos. Tenía numerosas heridas de arma blanca. Después fue desmembrado e introducido en la nevera de su propio establecimiento.

   Del restaurante, sustrajeron además la tele LED de grandes dimensiones, también el DVD y el equipo de sonido. Cabe destacar que las cerraduras del establecimiento no habían sido forzadas, un hecho que provocó las sospechas de los investigadores, que empezaron a estudiar la posibilidad de que el asesinato hubiese sido cometido por personas cercanas.

   Finalmente, la policía detuvo a cuatro trabajadores del Ibiza Beach. José Alfredo García Carreño y Jonny José Rodríguez fueron detenidos como presuntos autores materiales del asesinato. Además de Jesús Allen Vera y Rober Sosa, 'El Jei', por presunta complicidad. Los cuatro eran empleados de Ferrer.