Escándalo en una cárcel de Bogotá: fiestas sexuales entre jefes de penitenciaría, presos y exintegrantes de las FARC

Cárcel en Colombia
Reuters - Archivo
Actualizado 06/04/2018 23:48:14 CET

   BOGOTÁ, 6 Abr. (Notimérica) -

   La cárcel de La Picota en Bogotá se ha visto envuelta en un grave escándalo tras conocerse las fiestas sexuales que se estaban llevando a cabo en su interior, en estas participaban guardias y jefes de la penitenciaría, que contrataban a trabajadoras sexuales, acompañados de los reclusos.

   Estos son algunos de los detalles de la investigación que está realizando el Instituto Nacional Penitenciario (Inpec), tras la fuga de dos exintegrantes de la extinta guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que salieron de la cárcel con la autorización de un jefe del centro que se encontraba en estado de embriaguez.

   El pasado sábado dos reos de este centro penitenciario de alta de seguridad se fugaron después de que, presuntamente, un guardia les dejara salir para comprar más bebidas alcohólicas para la fiesta en la que ellos se encontraban.

   Los reclusos fueron identificados como John Alejandro Gutiérrez Rincón, alias 'Mayimbú', condenado a 40 años de prisión por secuestro y concierto para delinquir, y Olmedo Varas Padilla, alias 'Robinson', detenido por el delito de hurto.

   Al parecer, estas irregularidades ya habían sido denuncias con anterioridad a los directos del Inpec. Un informe revelado por el diario 'El Tiempo', establece el testimonio de un guardia del centro que denunció las fiestas en las llamadas "casas fiscales", desde donde comentó escuchar música a gran volumen y ver como mujeres ingresaban con gran regularidad.

   La falta de control en las 135 cárceles que existen en Colombia ya han ocasionado la fuga de siete reos en lo que va de año. La última se produjo este lunes, cuando el recluso José Edilberto Muñoz, condenado a 20 años de prisión por la violación de un menor de 14 años, se fugó de la cárcel de Bellavista de Medellín dejando previamente una carta de agradecimiento a los guardias del centro penitenciario.