El escritor Luis Sepúlveda recupera al exguerrillero Juan Belmonte en 'El fin de la historia'

LUIS SEPÚLVEDA
EUROPA PRESS
Publicado 16/06/2017 15:01:18CET

   MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El escritor Luis Sepúlveda retoma el personaje del exguerrilllero Juan Belmonte para su nueva novela 'El fin de la historia' (Tusquets), un libro que se inspira en un hecho real para volver la mirada a las terribles consecuencias de la dictadura de Pinochet en Chile.

   Sepúlveda ha explicado en una entrevista que no aspira a "cambiar el mundo" con esta novela porque "ningún libro lo hace". "A la literatura hay que despojarla de mitos, porque se habla de muchas gilipolleces como el papel del escritor, y el único papel que tiene es el de contar buenas historias. Solo los ciudadanos cambian el mundo", ha añadido.

   En 'El fin de la historia', Sepúlveda toma una noticia real, la visita de una delegación de cosacos rusos a Chile, para liberar al exmilitar chileno Miguel Krasnoff, condenado a 1.000 años de cárcel por crímenes durante la dictadura. Tras la negativa del gobierno chileno a esta petición, los cosacos amenazaron con "lesionar" las relaciones entre Rusia y Chile.

   "A mi esto me sirvió de punto de partida para pensar: ¿Y si mandan a un grupo para llevar a cabo este plan, quiénes serían? Además, esto solo podría resolverlo una persona especial como Belmonte, era una buena excusa para recuperarlo y el reencuentro con él ha sido bueno, aunque ahora, como yo, está más viejo", ha bromeado el autor.

   Sepúlveda no escribe con Belmonte de protagonista desde 'Nombre de torero', hace casi 24 años, y su personaje ha envejecido junto a él. "Estamos más lentos y cambiados: en la otra entrega era un tipo desilusionado, capaz de intuir el travestismo político de muchos compañeros de lucha que más tarde se confirmó. Ahora es un tipo más duro y pragmático, va al grano porque tiene menos que perder", ha señalado.

LAS TORTURAS DE LA DICTADURA

   En esta nueva historia gana peso otro personaje, el de Verónica, por quien Belmonte "haría cualquier cosa" y que ha sufrido torturas durante la dictadura de Pinochet, con secuelas que arrastra todavía a día de hoy. Sepúlveda reconoce que su mujer también pasó por torturas, lo que lleva a la complejidad de trazar el perfil de Verónica.

   "Es un tema conflictivo, o lo tratas con pudor o no lo hagas, nadie habla con gusto de ello y si haces apología es que no lo has pasado. Es una experiencia muy dolorosa, hay una experiencia gradual con el que lo vas sacando, pero algunos nunca se recuperan de ese estado ausente del cuerpo y de la realidad", ha lamentado.

CHILE, "PAÍS GATOPARDIANO"

   La situación de Chile también planea por este libro, en el que, como Belmonte dice, es un "país con una realidad gatopardiana, donde se ha hecho todo para que nada cambie". Sepúlveda, que secunda esta afirmación, ha lamentado que no se haya cambiado "el juego político" desde la caída de Pinochet y haya incluso todavía "prisioneros políticos" como los mapuches, que luchan por recuperar sus tierras.

   "En Chile se impuso una amnesia, una especie de olvido de Estado y parecía que para que un país funcione hay que olvidar. Aquí ha habido presión de la gente para derogar la Ley de Amnistía y gracias al juez Garzón se han vuelto a abrir procesos de investigación", ha recordado el escritor, quien reside desde el año 1997 en Gijón y reconoce que seguirá en esta ciudad española como lugar de residencia. "Viajo mucho a Chile y ahí tengo amigos, pero no me pienso mover", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies