Estados Unidos mantiene recompensas millonarias por antiguos miembros de las FARC como 'Timochenko' o 'Iván Márquez'

Las FARC lanzan su partido político
REUTERS / JAIME SALDARRIAGA - Archivo
Publicado 03/05/2018 18:54:21CET

   WASHINGTON, 3 May. (Notimérica) -

   Estados Unidos todavía mantiene recompensas millonarias por algunos de los antiguos dirigentes de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), extinguida oficialmente el 27 de junio del año pasado tras un largo proceso de paz.

   A pesar de que los guerrilleros dejaron las armas después de alcanzar acuerdos con el Gobierno colombiano y a pesar también de que algunos de estos dirigentes cuentan ahora con un asiento en el Congreso del país, fruto precisamente de estos acuerdos, los Estados Unidos mantienen a algunos de los que fueron los máximos dirigentes de la organización en listas negras de narcotraficantes.

   Según informa el diario 'El Tiempo', al menos hay 15 miembros de las antiguas FARC por los que el Departamento de Estado de los Estados Unidos mantiene recompensas por cualquier tipo de información que pueda ayudar a dar con su paradero o que facilite su captura.

5 MILLONES POR 'TIMOCHENKO' E 'IVÁN MÁRQUEZ'

   Uno de los que aparece en estas listas, y por el que se ofrece una enorme recompensa --concretamente 5 millones de dólares--, es Rodrigo Londoño, alias 'Timochenko', el excandidato presidencial del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), surgido de la guerrilla como fruto del proceso de paz.

   Otro por el que Estados Unidos ofrece la misma recompensa es el actual segundo al mando del partido FARC --que también lo fue de la guerrilla-- y que tiene asegurado un asiento en el Senado, Luciano Marín Arango, más conocido como 'Iván Márquez'.

   En la lista aparecen otros dos exguerrilleros que actualmente cuentan con un nuevo rol como políticos, Carlos Antonio Lozada y Pablo Catatumbo, por quienes desde los Estados Unidos se ofrece una recompensa de 2,5 millones de dólares.

   La situación de estos exguerrilleros en los Estados Unidos no es de extrañar si se tiene en cuenta que desde Washington todavía se mantiene a las FARC en la lista de organizaciones terroristas y narcotraficantes a pesar de su disolución.

   Desde el Gobierno de Colombia todavía no se han pronunciado respecto a que Estados Unidos no esté dando la importancia que merece lo conseguido tras un largo y tedioso proceso de paz.