¿Por qué están secuestrando ciudadanos ecuatorianos en la frontera con Colombia?

Ejercito
REUTERS
 
Actualizado 18/04/2018 8:26:28 CET

   BOGOTÁ, 17 Abr. (Notimérica) 

   El ministro del Interior ecuatorianos, César Navas, informaba este martes del secuestro de dos ciudadanos ecuatorianos a manos de miembros disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Se trata del segundo secuestro ejercido por dicho grupo, el mismo raptó y asesinó a los dos periodistas de 'El Comercio' y su conductor.

   Pero, ¿por qué están secuestrando ciudadanos ecuatorianos en la frontera con Colombia? De la misma manera que pasara con el grupo de comunicadores, se trataría de un secuestro liderado por el denominado 'Frente Oliver Sinisterra', cuyo cabecilla es Walter Artízala, alias 'Guacho'.

   Buscado tanto en Colombia como en Ecuador, 'Guacho' se apartó de las filas de las FARC cuando la agrupación se encaminó hacia el Acuerdo de Paz con el Gobierno de Juan Manuel Santos, formando un grupo criminal independiente que actualmente contaría con más de medio de centenar de hombres.

YOUTUBE

   Actualmente se considera que la banda actúa impulsada por el tráfico de cocaína, uniéndose a las 'Guerrillas Unidas del Pacífico'. Estas operan en la zona más costera del terreno fronterizo, y que en Ecuador conforman lo que las autoridades llaman Grupos Armados Organizados Residuales (GAOR).

    El control de la zona, que cuenta con la mayor cantidad de cultivo de coca, se ha convertido en un objetivo disputado por las nuevas GAOR y las viejas bandas que tradicionalmente se han dedicado a su explotación, una guerra que no entiende de fronteras y que por ende está afectando de manera directa a Ecuador.

   El Gobierno del presidente ecuatoriano Lenín Moreno estaría ejerciendo mayor presión y presencia armada en la zona fronteriza, lo cual --según el mismo mandatario-- sería la razón por la que se han incrementado las incidencias en la zona. Se trata, como dice, de represalias por la presión a la que están sometiendo a sus integrantes por parte de las fuerzas armadas, tanto colombianas como ecuatorianas.

   Moreno ha advertido al grupo armado de que "ha escogido mal el enemigo" porque "el terrorismo y el narcotráfico no tienen cabida en el Ecuador que estamos construyendo". "Somos un país de paz y así queremos seguir a cualquier coste (...) Vamos a luchar denodadamente por todos los medios, con toda nuestra capacidad, hasta derrotarlo".

   Ahora, la zona de Mataje, donde se produjo el secuestro de los dos ciudadanos ecuatorianos --de quienes se tiene una prueba de vida pero se desconocen sus nombres--, ha sido declarada "zona de seguridad" para aumentar los controles de militares y policías, y se creará una jurisdicción especial para crimen organizado con sede en Quito para garantizar la seguridad de jueces y fiscales en la investigación de estos hechos.