Un exdirectivo de PDVSA se declara culpable en EEUU de participar en un esquema de pago de sobornos

FILE PHOTO: The logo of the Venezuelan state oil company PDVSA is seen in a gas
REUTERS / CARLOS GARCIA RAWLINS - Archivo
Publicado 19/04/2018 22:55:43CET

   WASHINGTON, 19 Abr. (Reuters/EP) -

   El exgerente de una filial de la petrolera estatal de Venezuela PDVSA César David Rincón Godoy se ha declarado culpable en Estados Unidos de participar en un esquema de pago de sobornos de compañías estadounidenses para asegurarse contratos de energía.

   Rincón Godoy, quien se desempeñó como gerente general de Bariven, la unidad de PDVSA a cargo de la compra de insumos, se ha declarado culpable ante el juez de distrito Kenneth Hoyt en Houston, tal y como ha confirmado este jueves el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

   Hoyt también ha fallado que Rincón Godoy debe pagar siete millones de dólares (cerca de 5,7 millones de euros), el total de sobornos que aceptó haber cobrado, según han indicado fiscales. El exfuncionario será sentenciado el 9 de julio.

   Rincón Godoy, de 50 años, fue uno de los cinco exfuncionarios venezolanos imputados en febrero en el marco de un caso que se deriva de una investigación en Estados Unidos sobre lo que fiscales han llamado una trama de sobornos de mil millones de dólares (unos 810 millones de euros) que involucró pagos a funcionarios de la petrolera estatal PDVSA y que se hizo pública con el arresto de dos empresarios en 2015.

   Asimismo, admitió que cobró sobornos de Roberto Rincón, quien era presidente de Tradequip Services & Marine, y Abraham José Shiera Bastidas, quien presidía Vertix Instrumentos, de acuerdo con los fiscales.

   Rincón Godoy también admitió que conspiró con Roberto Rincón y Shiera para lavar el dinero cobrado en sobornos a través de transacciones que incluyeron transferencias a cuentas en Estados Unidos y Suiza a nombre de otras personas.

   El exgerente general de Bariven fue extraditado en febrero a Estados Unidos desde España, después de que el Consejo de Ministros del Gobierno español aprobara en enero su entrega mediante el mecanismo de extradición simplificada.