El expresidente de Uruguay José Múgica subraya que las "heridas del franquismo" son "notorias" en la España actual

José Mujica en el acto en que ha recibido el Premio El Laurel de Poesía
FACEBOOK DEL AYUNTAMIENTO DE LA ZUBIA
Publicado 22/08/2018 14:46:37CET

   Apoya que cambien las reglas de los Premios Nobel para que distingan a título póstumo a Federico García Lorca

   LA ZUBIA (GRANADA), 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El expresidente de Uruguay y hasta hace pocos días senador de ese mismo país José Mujica ha señalado que en España quedan "heridas del franquismo" que son "notorias", interesándole, en cualquier caso, el pueblo español "por la forma de ser que tiene".

   En un encuentro con periodistas en La Zubia (Granada), donde este pasado martes recogió el Premio Internacional de Poesía en El Laurel que organiza el Ayuntamiento de este municipio del área metropolitana granadina, el expresidente uruguayo ha mantenido que "España es una contradicción con patas", con una "cara" que, en buena parte, Hispanoamérica heredó.

   "Yo no estoy por la Monarquía, pero a mí me interesa el pueblo español", ha aseverado José Mujica, quien, preguntado por la gestión de la inmigración que están planteando países como Italia, ha destacado que "los gobiernos pasan y los pueblos quedan".

   "Le debemos mucho a la inmigración, pero como están ricos se olvidaron", ha indicado Mújica, que ha lamentado la falta de "memoria" de los seres humanos, pues "nadie vomitó" para América tantos ciudadanos "pobres" como Italia, "en el marco de sus guerras civiles, por millones".

   Asimismo, ha hecho referencia al inicio del franquismo en España cuando ha señalado que, desde este país, en "un año y poco" llegaron más de un millón de personas a México, que las "recibió".

   Hoy, las "contradicciones del mundo" se han acrecentado, y "China es la abanderada del libre comercio", mientras que Estados Unidos modifica su política comercial, con lo que "cambiaron todas las letras".

   En este contexto, Uruguay es "un pequeño país raro", que "hace 48 años que logró que toda la izquierda esté junta, cosa que nunca se ha visto en ningún lado", habiendo sido él presidente porque fue elegido en "una democracia más o menos liberal", desde el punto de vista de "la tolerancia y la apertura a lo que es diverso", y no tanto por su pasado como guerrillero.