La FAO indica que el precio de los alimentos a alcanzado su nivel más alto desde febrero de 2015

Trigo
GETTY
Publicado 02/02/2017 23:38:22CET

   MADRID, 2 Feb. (Notimérica) -

   La Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) de las Naciones Unidas ha informado este jueves, a través de un comunicado, que este mes de enero los precios internacionales de los alimentos se han posicionado en su nivel más alto desde febrero de 2015, liderado por el azúcar y los cereales, pese a que los mercados globales están bien abastecidos.

   El índice de precios de los alimentos de la FAO alcanzó un promedio de 173,8 puntos en enero, su valor más alto en cerca de dos años, con un aumento del 2,1 por ciento respecto a su valor revisado de diciembre y un 16,4 por ciento por encima de su nivel de enero de 2016, según ha indicado el texto del comunicado.

   El índice que mide la evolución de los precios de los alimentos básicos alcanzó los 173,8 puntos, un incremento del 2,1 por ciento respecto a diciembre de 2016 y del 16,4 por ciento frente al mismo mes del año anterior.

   Las principales subidas fueron las del azúcar, que se encareció el 9,9 por ciento mensual por las menores expectativas de producción en Brasil, India y Tailandia, y las de los cereales, cuyo precio subió el 3,4 por ciento, su mayor nivel de los últimos seis meses.

   A su vez, el índice de precios de cereales se incrementó en un 3,4 por ciento respecto a diciembre para alcanzar su nivel máximo en seis meses, con subidas de los precios del trigo, maíz y arroz.

   La FAO ha expresado en su informe que los mercados de trigo dejaron sentir las condiciones meteorológicas desfavorables que mermaron las cosechas de esta temporada, así como la reducción de las plantaciones en los Estados Unidos, mientras que el alza de precios del maíz reflejó principalmente una fuerte demanda y perspectivas inciertas de cosechas en Sudamérica.

   Además, el incremento mensual general contrasta con el alto nivel de inventarios mundiales de cereales, en torno a los 681 millones de toneladas y que podrían alcanzar un nivel sin precedentes para el final de las temporadas en 2017. Mirando hacia adelante, las perspectivas de producción temprana para el próximo año son desiguales, según ha establecido la FAO.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies