Los 3 fenómenos que más afectan al medio ambiente en Iberoamérica

Los problemas medioambientales en Latinoamérica
NOTIMÉRICA
Publicado 16/06/2018 0:14:46CET

   MADRID, 16 Jun. (Notimérica) -

   El medio ambiente es una de las asignaturas pendientes más importantes de casi todas las regiones del mundo. Iberoamérica presenta tres problemas medioambientales principales: la gestión de los recursos hídricos, la deforestación y la implantación de las energías renovables.

   Antes de analizar detenidamente estos tres problemas, es necesario incidir en unas cuestiones básicas para conocer la situación de Iberoamérica en temas medioambientales. Esta región presenta uno de los ecosistemas más primitivos y diversos del mundo basado en la gestión de recursos naturales como base del crecimiento económico.

   Teniendo en cuenta la importancia de la gestión de recursos en Iberoamérica, el gran problema nace cuando esta gestión es casi inexistente. Tanto las regiones urbanas como las rurales tienen grandes dificultades para hacer frente a la extracción de los recursos naturales, o bien para el acceso a estos. Ejemplo de ello es Guatemala y las dificultades de sus localidades para acceder al agua potable.

RECURSOS HÍDRICOS

   El agua es el motor de la vida, es el elemento fundamental para la conservación de los humanos. Por ello, su existencia, extracción y expansión es clave no solo en Iberoamérica, sino en el resto del mundo. Sin embargo, Iberoamérica experimenta actualmente ciertos problemas en relación con sus recursos hídricos que han de ser resueltos con urgencia.

   En primer lugar, la sequía de las cuencas hidrográficas es un problema clave hoy en día. Estas son la principal fuente de extracción acuífera para los ciudadanos iberoamericanos. Si estas se secan debido al cambio climático y su consecuente cambio de temperaturas, o bien por el fallo de los sistemas de extracción, las comunidades que dependan de estos se enfrentarán a un problema de subsistencia.

   Por otro lado, el cambio climático también ha llevado a la disminución de glaciares, por lo que las reservas de agua dulce también se ven desfavorecidas.

   Además, la creciente demanda de un agua cuya cantidad es cada vez menor está llevando a la 'privatización del agua', es decir, las empresas privadas que se encargan de la gestión del agua están incrementando su precio por lo que el acceso de esta queda reservado solo para aquellos que pueden pagarlo.

   Finalmente, un factor importante que llevaría a mejorar la situación del acceso al agua tanto potable como no potable sería la construcción de sistemas modernos y eficaces que contribuyesen a la extracción y manipulación más eficaz y beneficiosa del agua.

   

DEFORESTACIÓN

   La deforestación es un problema de gran importancia que afecta a toda la región iberoamericana, pero sobre todo, a la zona de la Selva Amazónica. Esta selva es considerada como uno de los principales pulmones no solo de Iberoamérica, sino del mundo.

   Una de las principales causas de la deforestación de la selva del Amazonas es el talado comercial. La madera que se extrae de esta selva es la materia prima de las industrias madereras a lo largo del mundo. Estas industrias externas no solo talan cantidades ingentes de árboles sino que además 'olvidan' la repoblación de las zonas taladas.

   Otros factores que contribuyen a la deforestación en Iberoamérica son la cría de ganado, el cultivo agrícola y la construcción de carreteras.

   

IMPLANTACIÓN DE ENERGÍAS RENOVABLES

   Las energías renovables son el denominado "futuro de la sostenibilidad". Si bien creer en ello puede ser más o menos plausible, lo cierto es que su implantación puede ayudar a la construcción de sistemas de extracción de recursos naturales más eficientes como las placas solares.

   En muchas localidades de Iberoamérica la energía sigue llegando a las personas a través de sistemas muy primitivos que no solo afectan negativamente al medio ambiente a largo plazo, sino que ponen en peligro la salud y seguridad inmediata de los ciudadanos.

   

   En todas estas áreas la actuación de los diferentes gobiernos de los países iberoamericanos, así como la de diferentes organizaciones internacionales y regionales, sería clave para la mejora de todos los problemas expuestos previamente. La falta de regulación eficaz y la implantación de proyectos que contribuyan al crecimiento de mejoras medioambientales es la principal crítica de los grupos ecologistas.