El Gobierno de El Salvador descarta la negligencia médica como causa de la muerte de su embajadora en Bolivia

El Salvador rechaza negligencia por la muerte de su embajadora en Bolivia
TWITTER
Publicado 26/07/2018 20:15:52CET

   LA PAZ, 26 Jul. (Notimérica) -

   Tras la muerte de la embajadora salvadoreña en Bolivia, Maddelin Brizuela, la legación de El Salvador en el país denunció que se había tratado de un caso de negligencia, debido a que ningún hospital la había atendido pese a que presentaba un cuadro de infarto cerebral. Ahora sin embargo, el Gobierno ha desmentido estas acusaciones a través de un comunicado.

   Los medios locales informaron de que la encargada de realizar esta denuncia fue la ministra consejera de la embajada salvadoreña, Marta Vásquez, cuando el pasado 19 de julio la embajadora Brizuela sufrió un infarto cerebral. Según Vásquez, esta habría acudido a hasta siete clínicas privadas locales en las que supuestamente se negaron a atenderla alegando "falta de personal". Sin embargo, en el comunicado enviado por el Gobierno se puede leer que "la diplomática salvadoreña recibió atención de manera inicial en un centro de salud del que, posteriormente por la urgencia de su condición, fue trasladada a un segundo en el que se le brindó el tratamiento médico requerido".

   El Gobierno de Evo Morales ya había comenzado una investigación cuando el comunicado salvadoreño llegó en lo que parece un intento por evitar la posibilidad de un conflicto diplomático. "La Cancillería manifiesta que dichas afirmaciones no constituyen declaraciones oficiales de esta Cartera de Estado" se leía en el comunicado. Por su parte, la familia de la fallecida tampoco ha mencionado la supuesta negligencia médica en ninguna ocasión.