El Gobierno de Uruguay pretende sancionar la promoción del turismo cannábico en el país

CANNABIS
REUTERS
Publicado 04/01/2018 11:02:24CET

   MONTEVIDEO, 4 Ene. (Notimérica) -

   Uruguay ha declarado que sancionará con "firmeza" a los establecimientos hoteleros que basen sus ofertas o promuevan el turismo cannábico al país desde el extranjero, un hecho que se ha visto acrecentado y muy demandado desde la legalización del consumo de marihuana en la Nación.

   Aunque la venta de marihuana no está permitida a los turistas y se limita únicamente al público local bajo registro, correspondiendo la venta de la planta a farmacias autorizadas, los extranjeros llegados a Uruguay suelen solicitar esta planta, en especial el público más joven.

   Tal y como describe el diario 'El Observador', el cannabis está lejos de ser un bien inaccesible para los turistas en muchos hospedajes de Punta del Este, donde varios hostels de la zona se promocionan como ambientes 'weed-friendly' y tienen los motivos del cannabis como decoración principal.

   "La segunda pregunta que hacen, después de pedir la clave del wifi, es dónde se consigue marihuana", declara a 'El Observador' uno de los dueños de TheTripHostel, Gonzalo Laguna, situado en Punta del Este. Además, Laguna asegura que muchos de los turistas "vienen directamente por cuestiones cannábicas".

   En el mes de diciembre de 2017 el Gobierno uruguayo descartó la venta de marihuana nacional a visitantes extranjeros, lo que hace que la figura del turismo cannábico no exista en ese país. Así, y para paliar la situación, las autoridades han enfatizado los controles de consumo y venta durante la temporada de verano austral.

   Sin embargo, el Gobierno solo puede reprimir a aquellas personas que faciliten la sustancia a los turistas, pues no consta de herramientas para la penalización del consumo de esta droga. Por ello, Lagura asegura al citado medio que se trata de un argumento más para "extender la regulación a los turistas" y permitir que accedan a la marihuana "en el mercado blanco y legal".

   Asimismo, uno de los encargados de THC Hostel, Gabriel Montero, opina que las medidas en contra de la venta del cannabis a los turistas son "una lástima", al mismo tiempo que tampoco impiden que accedan a su consumo, lo que supone que "estamos perdiendo el tiempo cuando podríamos tener un mayor flujo de gente".