'Guardianes de Internet': dos uruguayos custodian la seguridad global

Contador
Internet
TWITTER
Actualizado 07/11/2017 13:29:33 CET

   MONTEVIDEO, 6 Nov. (Notimérica)-

   Podría tratarse de una película de ciencia ficción o incluso de un thriller de espionaje, pero es real: 14 personas, dos uruguayas, son las encargadas de custodiar las llaves que protegen la seguridad de Internet.

   Estas 14 personas se dividen en dos grupos de siete, quienes se reúnen de forma periódica en dos sesiones para comprobar que el sistema que hace corresponder estas búsquedas con sus resultados se encuentre funcionando correctamente.

   ¿Pero quiénes son estos guardianes que cuidan la seguridad de Internet? Conocidos como "cripto officers", estos custodios son personas de diferentes partes del mundo que trabajan en la seguridad de la red. A estos les ha sido confiada una llave, la cual puede usarse en las reuniones que desbloquean los protocolos de seguridad para acceder al ordenador principal de la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICCAN, por sus siglas en inglés) que protege el sistema de nombres de dominio (DNS) de Internet.

   Dicho sistema de nomenclatura tiene la función de "traducir" nombres de dominio, convirtiendo cada sitio web y enlace en una dirección IP numérica que las computadoras pueden entender.

   Uno de estos guardianes es el gerente de Tecnología de Registro de Direcciones de Internet para América Latina y Caribe el uruguayo Carlos Martínez, que en una entrevista para el diario 'Cromo' ha indicado que "el rol es oficiar de testigo de la comunidad de Internet en lo que se llaman las ceremonias de generación de claves".

   El segundo "cripto officers" es el también uruguayo Nicolás Antoniello, que ha asegurado que el participa en este sistema sin ninguna "motivación económica, uno no está en este rol de parte de ninguna empresa, sino de parte de la comunidad técnica y de los usuarios".

¿CÓMO SON LAS LLAVES?

   Según ha señalado Martínez, "es literalmente una llave, como la de un cofre fort. Lo que protege el cofre fort es otra llave que es una smartcard. Con esa smartcard es con la que realmente se pueden hacer las cosas".

   "Si una clave se viera comprometida, un atacante podría falsificar información DNS y eso se traduciría en que, por ejemplo, un usuario intentara ingresar en un sitio web escribiendo una dirección de Internet en el navegador y terminara en otra página", añadió el guardián.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies