Nueve niños inmigrantes separados de sus padres en la frontera de EEUU vuelven a Guatemala

Familias de inmigrantes en Estados Unidos
REUTERS / LOREN ELLIOTT
Actualizado 08/08/2018 8:02:05 CET

CIUDAD DE GUATEMALA, 8 Ago. (Reuters/EP) -

Nueve menores inmigrantes procedentes de Guatemala han sido separados de sus padres en la frontera entre Estados Unidos y México han regresado este martes a su país, según han informado las autoridades guatemaltecas.

La cifra de familias separadas en la frontera se incrementó dramáticamente en abril cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, implementó una política de "tolerancia cero" para someter a juicio a todos los adultos que crucen la frontera de forma ilegal.

Desde entonces, el mandatario firmó un decreto que ordena que las familias de inmigrantes sean detenidas juntas cuando son capturadas ingresando ilegalmente a Estados Unidos y que permanezcan en prisión durante el periodo que dure su juicio.

Esa medida frenó las separaciones de familias, que provocaron una condena internacional, pero en ocasiones pueden pasar meses antes de que se resuelvan los casos.

La Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente, liderada por la Primera Dama de la Nación, Patricia de Morales, y la Secretaría de Bienestar Social, han confirmado este martes que cinco menores han llegado a la Ciudad de Guatemala en el primero de los dos vuelos y otros cuatro niños más en el segundo.

Lourdes de León, que fue separada de su hijo Leo Jeancarlo en la frontera de Estados Unidos con México y deportada a Guatemala, ha ido a recoger a su hijo de seis años de un albergue en el centro de la capital.

"Extrañé mucho a mi mamá", ha señalado Leo Giancarlo. "Cuando me separaron me sentí triste. Ahora quiero jugar con mis juguetes", ha añadido.

De León ha asegurado que tras haber pasado por "momentos de mucha angustia" se sentía feliz de estar con su hijo otra vez. "Yo siento que ya es demasiada tormenta tanto para él como para mí", ha lamentado la madre.

Nazario Jacinto Carrillo, otro de los padres, ha ido a recoger a su niña de cinco años y medio que ha llegado a Guatemala. "Llevaba tres meses sin verla", ha manifestado Jacinto Carrillo. "Me siento tranquilo, feliz, contento", ha añadido.