Una guatemalteca perdió a 36 familiares por la erupción del Volcán de Fuego

A sign on a widow covered with ash is seen at an area affected by the eruption o
REUTERS / STRINGER .
Publicado 06/06/2018 20:04:05CET

   CIUDAD DE GUATEMALA, 6 Jun. (Notimérica) -

   La erupción del Volcán de Fuego ha supuesto una auténtica tragedia para Guatemala y los guatemaltecos. Hasta el momento, son 75 las personas que han fallecido, pero se cree que esa cifra podría seguir aumentando, y a estos datos hay que sumar aquellas personas que se encuentran todavía en paradero desconocido.

   Pequeñas comunidades y asentamientos enteros desaparecieron el domingo como consecuencia de la erupción del volcán. Precisamente, en uno de estos asentamientos vivía Lilian Hernández, una guatemalteca que ha perdido a 36 miembros de su familia como consecuencia de la erupción.

   Lilian vivía con su familia en la localidad de San Miguel Los Lotes que quedó completamente sepultada por las cenizas del volcán. Aquí todos vivían en ocho viviendas, los hombres se dedicaban al campo y a la albañilería y las mujeres eran amas de casa.

   Desde el día de la explosión Lilian no sabe donde se encuentran 36 de los miembros de su familia y teme que pudieran quedar sepultados, según informan desde 'Associated Press'.

   De hecho, hasta dos días después de que se produjese la erupción, el terreno seguía tan caliente que era imposible para los equipos de rescate llevar a cabo su trabajo lo cual no ayuda a mantener grandes esperanzas por los desaparecidos, aunque las labores continúan.

   Hasta ahora, sólo uno de los familiares de Lilian ha podido ser localizado e identificado, se trata de su primo César Gudiel, de 28 años, cuyo cuerpo fue localizado petrificado en la calle.

   Lilian consiguió salvarse gracias a que hace unos meses su marido y ella se marcharon de la localidad para continuar con su vida a unos cuantos kilómetros de distancia.

   Son muchas las personas que han sufrido pérdidas similares a las de Lilian debido a esta tragedia. Otros lugareños lamentan también haber perdido a numerosos familiares y tampoco se olvidan de sus animales, perros, gatos, gallinas, a los cuales también se está intentando rescatar.