Helena Fernán Gómez, hija de Mª Dolores Pradera, recuerda el amor de su madre por México

Publicado 29/05/2018 14:37:27CET

   MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

   Helena Fernán Gómez ha recordado la "gran artista" que era su madre, María Dolores Pradera, fallecida este lunes en Madrid, a su llegada al tanatorio de la M-30. "No solo se ha muerto una gran artista y cantante. Para mí se ha muerto mi madre", ha señalado.

   La actriz, que ha preferido no hacer más declaraciones, ha expresado su tristeza por la pérdida de su progenitora. Fruto del matrimonio de Pradera con el cineasta Fernando Fernán Gómez, ha sido de las primeras en acercarse a despedirse de la cantante, en torno a las 12.45 horas.

   A su salida, Helena Fernán Gómez ha atendido a los periodistas. "Estamos consternados, estaba muy malita, estaba bien pero de repente fue cayendo en picado, pero tenemos que dar gracias de que nos ha vivido muchísimo, y muy bien y teniendo éxitos y con gente que le ha apoyado en su trabajo", ha comentado.

   Fernán Gómez ha recordado que "casi hasta el último momento" no descartó volver a los escenarios, y ha agradecido a México, su "segundo país" su apoyo, así como el del América.

   Preguntada sobre cómo era la relación con su madre, ha señalado que era "como casi la de todas las madres e hijas". "Nos divertíamos mucho, discutíamos, ella para mí era el gorrión y yo el gato por los ojos", ha recordado. De hecho, ha revelado que justo antes de morir, ella rememoró esto. "Lo último que dijo... 'Mamá, ¿me conoces? Y abrió los ojos y dijo, el gato. Y se murió", relata.

   Tal y como ha apuntado, María Dolores Pradera será incinerada este miércoles en La Almudena, pero todavía se desconoce a qué hora. Además, "dentro de unos días", habrá un funeral en la iglesia Virgen de la Milagrosa (Padres Paúles), "donde ella quería" e iba de pequeña.

   Finalmente, ha pedido que su madre sea recordada como se la está recordando ya, es decir, "como grande, señora, como gran ser humano, como gran persona, gran amiga y, sobre todo, como maravillosa madre". "Estamos conmovidos, no he podido llorar esta mañana de la cantidad de recados y llamadas que he tenido", ha concluido.

Contador