La historia de Camilo Torres, el cura guerrillero

 

La historia de Camilo Torres, el cura guerrillero

Camilo Torres Restrepo, cura guerrillero
YOUTUBE
Publicado 15/02/2017 7:29:43CET

   BOGOTÁ, 15 Feb. (Notimérica) -

   Camilo Torres Restrepo probablemente fue uno de los sacerdotes más atípicos que hoy en día se recuerdan. Este religioso colombiano luchó en las filas del Ejército de Liberación Nacional (ELN), pasando a ser conocido en Colombia como el 'cura guerrillero'.

   Este sacerdote, del que este miércoles se cumplen 51 años de su muerte, fue pionero de la Teología de la Liberación --corriente teológica cristiana integrada por vertientes católicas y protestantes original de Latinoamérica--, cofundador de la primera facultad de Sociología de América Latina en la Universidad Nacional de Colombia y promotor del diálogo entre el marxismo y el cristianismo.

   Su biógrafo, Walter Joe Broderick, lo comparó con figuras como la del revolucionario argentino Ernesto 'Che' Guevara, abatido un año y medio después de este.

   Asimismo, personajes literarios de la talla del colombiano Gabriel García Márquez hacían referencia acerca del cura guerrillero hablando de "héroes muertos". "Lo que más me interesa del mito de Camilo es que es una demostración más, y una demostración muy triste (...), de que América Latina no cree sino en héroes muertos", expresaba García Márquez.

    Nacido el 3 de febrero de 1929, Torres Restrepo pertenecía al círculo social bogotano y experimentaba el sentimiento de seguridad y progreso que compartía toda la burguesía de la época.

   Su aportación a la sociedad comenzó cuando la pobreza y la injusticia social atrajeron su atención, por lo que creó un círculo de estudios sociales. Más adelante, con el propósito de especializarse, viajó a Bélgica donde se formó como sociólogo y fundó, junto a un grupo de estudiantes colombianos de la Universidad Católica de Lovaina, el Equipo Colombiano de Investigación Socioeconómica (ECISE).

   De este modo entró en contacto con la Democracia Cristiana, el movimiento sindical cristiano y los grupos de resistencia argelina en París. Consiguió posicionarse como un importante sociólogo y a su regreso a Bogotá fundó el Frente Unido del Pueblo --movimiento de oposición a la coalición de los partidos Liberal y Conservador de visión abstencionista-- como consecuencia de la llegada del Frente Nacional al poder.

Frente Unido del Pueblo buscaba atender las necesidades de las zonas rurales y urbanas, eliminar la democracia restringida del Frente Nacional y la participación de la iglesia en la Teología de la Liberación. Sin embargo, la carencia de una plataforma política clara hizo que el movimiento fuera perdiendo fuerza hasta llegar a desaparecer.

RADICALIZACIÓN

   Influido por su contacto con la realidad social, sus lecturas académicas y, claramente, la revolución cubana de 1959, progresivamente se fue radicalizando, a la vez que su figura pública se iba popularizando.

   Además, su renuncia como profesor y sacerdote, así como la disolución del Frente Unido, hizo que finalmente se alistara en las filas del ELN, donde participó como un miembro de bajo rango, aportando asistencia espiritual e ideológica desde un punto de vista marxista-cristiano.

   Su vida en la guerrilla no duró demasiado, ya que murió en su primera experiencia en combate cuando el ELN emboscó una patrulla militar colombiana el 15 de febrero de 1966. Tras su muerte, el cura guerrillero se convirtió en un mártir oficial de la guerrilla, así como uno de los curas más especiales que Colombia recuerda.

   García Márquez aseguraba que "en el momento en el que Camilo se sacrificó por lo que estaba defendiendo muchísima gente que no había creído en él, empezó a creer".

   Asimismo, su biógrafo considera que siguiendo el ejemplo de Camilo Torres, muchos jóvenes católicos de la época, desde curas y monjas hasta seminaristas, se sumaron a las filas del ELN. "Se volvió una especie de movimiento cristiano de izquierda", decía Broderick. Su historia trascendió Colombia y su influencia se extendió a países como Argentina, Chile y Nicaragua.

Su cuerpo ha permanecido escondido desde entonces para evitar que se formara un culto en torno a su sepultura y que se encendiera un foco de rebelión. Exactamente lo mismo que ocurrió con los restos de Ernesto 'Che' Guevara en Bolivia.

El 16 de enero de 2016 el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró que el Estado buscaría los restos de Camilo Torres como una muestra de buena voluntad hacia el ELN. Sin embargo, a día de hoy todavía se desconoce el paradero de este religioso que abandonó su hábito para unirse a las filas de la guerrilla y defender sus valores.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies