Honduras, el país más peligroso del mundo para los activistas ambientales

 

Honduras, el país más peligroso del mundo para los activistas ambientales

Asesinato de la activista Berta Cáceres,
REUTERS
Publicado 04/02/2017 18:30:23CET

   DISTRITO CENTRAL, 4 Feb. (Notimérica) -

   Honduras se ha convertido en el "lugar más peligroso para defender el planeta", según un informe del organismo de vigilancia ambiental 'Global Witness'. Este estudio vincula a empresas y elite del país con abusos constantes a los Derechos Humanos.

   Datos de este informen desvelan que 123 activistas ecológicos han sido asesinados en Honduras desde 2009. Esta investigación, desarrollada durante dos años, pone el foco en la corrupción política como factor intrincado en el sistema político y empresarial del país, donde se originan estas violaciones.

   El informe se ha publicado casi un año después del homicidio de la ambientalista Berta Cáceres, asesinada en el interior de su casa tras luchar contra un inmenso proyecto hidroeléctrico en el país.

   El estudio no solo aporta datos, sino que viene con nombres propios. Entre ellos, el de la presidenta del partido en el Gobierno, vicepresidenta del Gobierno y poderosa empresaria, Gladis Aurora López, a quien se vincula con diferentes represiones violentas de activistas ecológicos.

El marido de López, Arnold Gustavo Castro, también se encuentra relacionado con diferentes abusos, entre otros factores, por su vinculación a varias represas hidroeléctricas que están siendo construidas en territorio indígena. Castro, director de estas compañías, ha asegurado que obtuvo de forma legal el permiso cuando su esposa estaba en el Congreso.

   Durante la construcción, tres indígenas que luchaban contra la ocupación de sus tierras fueron asesinados y, según el informe de 'Global Witness', "sus cuerpos fueron desmembrados y mostraban señales de tortura". Tanto López como Castro han negado cualquier posible vinculación con estos asesinatos, según ha publicado 'CNN Español'.

ABUSOS DE PODER

   Honduras es uno de los países con mayor riqueza en recursos naturales pero con una peor repartición de ellos. "Es rica en recursos, pero la corrupción de alto nivel y un débil estado de derecho contribuyen a que la situación actual de líderes comunitarios asesinados alcance cifras récord", ha asegurado un miembro de 'Global Witness'.

   Kyte apunta con el dedo a las élites del país por haber empleados "medios criminales y corruptos para ganar dinero con la riqueza natural del país, y están reclutando el apoyo de las fuerzas estatales para asesinar y aterrorizar a las comunidades que osan cruzarse en su camino".

   El activista ha querido añadir que "quienes denuncian están siendo silenciados en cifras récord. Son personas comunes defendiendo sus tierras contra la imposición ilegal de minería, represas hidroeléctricas y negocios agroindustriales".

   Este informe no solo apunta al poder hondureño como responsable de estos abusos, sino también a Estados Unidos por "financiar" a estas élites, que en ocasiones se encuentran tras "asesinatos y ataques contra activistas". Según el departamento de Estado, Estados Unidos es el principal socio comercial de Honduras.

   En respuesta al informe de 'Global Witness', el Departamento de Estado ha asegurado que "Estados Unidos está enfocado en apoyar los esfuerzos hondureños para enfrentar la impunidad, fortalecer la sociedad civil y crear condiciones que llevarán seguridad y prosperidad económica amplia a Honduras".

   En la actualidad, y tras el golpe de Estado de 2009, Honduras es un país en proceso de reconstrucción, en el que sus élites están aprovechando una laxa legislación en materia de seguridad jurídica para acometer abusos de poder en el país. Entre ellos, el hostigamiento, la amenaza, la tortura y el asesinato contra aquellos vinculados a la protección del inapreciable patrimonio ambiental del país.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies