Los hongos de las hormigas zombi cambiaron para adaptarse al clima

Hormiga carpintera controlada por el hongo
DAVID HUGHES, PENN STATE.
Publicado 29/05/2018 11:17:55CET

   MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

   El clima ha obligado a que los hongos que controlan la conducta de las conocidas como hormigas zombi cambien para adaptarse a nuevas condiciones en hábitats o a lo largo del tiempo.

   Las hormigas zombis se agarran a la vegetación aérea y cuelgan durante meses arrojando las esporas de sus hongos parásitos, pero los investigadores notaron que no siempre se sujetan a la misma parte de la planta.

   Ahora los investigadores saben que la elección de hojas o ramitas está relacionada con el clima y que el cambio climático obligó a los hongos a adaptarse a las condiciones locales.

   "En las zonas tropicales, las hormigas zombis muerden las hojas, pero en las zonas templadas muerden ramas", dijo David P. Hughes, profesor asociado de entomología y biología de Penn State.

   Las hormigas zombies son en realidad varias especies de hormigas carpinteras que están infectadas con un hongo parásito.

   Aproximadamente la mitad de las especies de hormigas carpinteras pueden estar infectadas y cada especie tiene su propio hongo. El fenómeno de las hormigas zombi ocurre actualmente en todo el mundo en todos los continentes, excepto en Europa. Sin embargo, una hormiga zombi fósil se encontró en Alemania, por lo que alguna vez existió en Europa también.

   "Probablemente no estén en Europa porque los bosques allí están muy alterados", dijo Hughes. "Probablemente se extinguieron allí localmente".

   Las esporas de hormigas zombis caen sobre las hormigas desde arriba y el hongo se multiplica en el cuerpo de la hormiga usándolo como fuente de nutrición. Eventualmente, el hongo manipula la hormiga para trepar a las ramas y sujetarse mordiéndola. Si una hormiga infectada muere en la colonia o en el suelo, tiene cero posibilidades de infectar a otra hormiga, por lo que posicionar los cuerpos de las hormigas donde los hongos se pueden distribuir ampliamente es esencial para estos hongos.

   "A fines del verano y principios del otoño, hay hojas y ramas en todas partes donde residen las hormigas", dijo Raquel G. Loreto, investigadora postdoctoral en entomología de Penn State. "Pero en las zonas templadas, los árboles son caducifolios y pierden sus hojas en el otoño. Allí, las hormigas muerden las ramitas".

   Los bosques tropicales son casi completamente perennes, permaneciendo en hojas durante todo el año. Muchos árboles del bosque templado dejan caer todas sus hojas en el otoño.

   El fósil alemán, que data de hace unos 47 millones de años, muestra a la hormiga mordiendo una hoja. Durante esa época, los bosques húmedos de hoja perenne variaban desde el ecuador hasta casi los polos norte y sur. Debido a que todos los bosques eran de hoja perenne, todas las hormigas zombis habrían elegido morder las hojas.

   A medida que el clima se enfriaba, los bosques templados crecían en las zonas más septentrionales y meridionales del mundo. Las hormigas zombies en esas áreas que mordieron las hojas habrían terminado rápidamente en el suelo cuando las hojas cayeron. Las especies de hongos que manipularon su huésped en las hojas no se reproducen con éxito. Esto implica que hubo una fuerte fuerza de selección natural actuando sobre el lugar donde se manipuló el hospedador de hormigas. Con el tiempo, los hongos evolucionaron para que en las áreas templadas, las hormigas zombies sean manipuladas para morder ramas o corteza.

   "Algunas de las hormigas no solo muerden las ramitas, sino que envuelven sus patas traseras alrededor de la ramita y se aferran", dijo Loreto. "Probablemente hagan esto porque muerden ramitas que no son suficientes para sostenerlas".

   Este comportamiento manipulador se desarrolló en áreas templadas de todo el mundo. Los investigadores informan los resultados de su estudio en la edición actual de Evolution.

   Cada vez que los climas cambian, ya sea que estén más cálidos o más fríos, más húmedos o más secos, las plantas y los animales se adaptan o mueren. Los hongos de las hormigas zombi también se adaptaron bien al entorno cambiante a su alrededor y su manipulación de las hormigas carpinteras aseguró su supervivencia hasta el día de hoy.

Contador