Huachicoleros en México: ¿quiénes son y a qué se dedican?

A sign is pictured of Mexico's national oil company Pemex's refinery in Salamanc
REUTERS / EDGARD GARRIDO
Actualizado 05/06/2018 19:44:24 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 5 Jun. (Notimérica) -

   En los últimos años en México se ha venido desarrollando una actividad delictiva conocida como 'huachicoleo' que no parece tener una solución fácil en el corto y medio plazo.

   Este 'huachicoleo' es una actividad muy lucrativa que se ha convertido en un verdadero problema para sectores como el del transporte, empresas como Petróleos Mexicanos (Pemex) o las propias autoridades.

   El 'huachicoleo' consiste en la sustracción de combustible de manera ilegal y rudimentaria utilizando para ello tomas improvisadas en algunos de los oleoductos que recorren el país transportando esta valiosa mercancía.

   Estas tomas --preparadas por los delincuentes para lo que se conoce en México como "ordeñas ilegales"-- son, además de un acto totalmente ilegal, un peligro manifiesto ya que se han documentado numerosos incendios y accidentes relacionados con esta actividad además de la amenaza que suponen para el medio ambiente.

Huachicoleros México

   Este tipo de robo, llevado a cabo por los conocidos como 'huachicoleros', se ha convertido en un problema para empresas como Pemex. A las pérdidas provocadas por la sustracción ilegal de sus productos esta empresa de hidrocarburos tiene que sumar los difíciles y costosos trabajos de reparación de la infraestructura, que cada año ascienden a millones de dólares.

   Según explicaron desde la propia Pemex, sólo entre enero y octubre de 2017 la petrolera gastó 199 millones de pesos, unos 10 millones de dólares, en reparaciones de los daños provocados por las tomas clandestinas.

   Lo mismo sucede con muchas empresas de transporte de mercancías o que utilizan vehículos pesados. Estos vehículos, por su gran depósito de combustible, son también objetivo de estos llamados 'huachicoleros' que no dudan en vaciarles los tanques de combustible para luego obligar a los conductores a comprar su producto robado y, en muchos casos, adulterado.

NECESIDAD DE MEDIDAS GUBERNAMENTALES

   En varias ocasiones, las empresas y organizaciones más afectadas por la acción de estos delincuentes han exigido al Gobierno de México que adopte medidas más duras para luchar contra el 'huachicoleo'. Incluso desde Pemex se ha llegado a señalar que la protección de sus conductos de combustible es un tema de seguridad nacional.

   Así, los datos que se desprenden de numerosos estudios confirman que es necesario que las autoridades mexicanas comiencen a tomar medidas para frenar el auge de una actividad que crece exponencialmente.

   En el último año, el número de personas dedicadas al 'huachicoleo' registró un aumento cercano al 50 por ciento en todo el país, aunque hubo otras zonas donde se produjo un incremento de hasta el 500 por ciento.

   De hecho, tanto ha calado la cultura 'huachicolera' en la sociedad mexicana que, de acuerdo con el diario 'Debate', en los últimos tiempos han surgido una serie de símbolos y ritos que celebran esta actividad como pueden ser el Santo Niño Huachicolero o la creación de música como la Cumbia del Huachicol.

   

   

Contador