Imputado por mala praxis el médico boliviano que extrajo ambos riñones a un niño de 3 años por error

Cirujía en hospital
MAX PIXEL
Actualizado 13/09/2018 9:01:25 CET

   LA PAZ, 12 Sep. (Notimérica) -

   El caso de Sebastián Justiniano, el niño boliviano de tres años que padece cáncer y a quien le extirparon los dos riñones a pesar de que sólo uno estaba afectado, continúa dando que hablar en Bolivia.

   El pequeño fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital Oncológico de Santa Cruz donde le extrajeron por error el órgano sano. Ahora espera un trasplante de riñón y todavía tiene que someterse a quimioterapia porque tiene metástasis en el pulmón. Poco después de que se conociera el caso, el gobierno anunció que iniciaría una investigación y que, mientras tanto, correrán con los gastos de las operaciones de Sebastián.

   Por otra parte, Róger Moreno, el cirujano encargado de la operación, ha sido imputado por mala praxis y pronto conocerá si queda en libertad o ingresa en prisión provisional, a la espera de poder defenderse por ocasionar "lesiones gravísimas".

   No es la primera vez que este médico es acusado de malas prácticas: ya estuvo en la cárcel en 2012, aunque finalmente llegó a un acuerdo con la familia del afectado para pagar los gastos que no cubría el seguro y pagar mensualmente 229 dólares al paciente. También el canal de televisión Abya Yalaa ha sacado a la luz otros siete procesos judiciales que tiene abiertos, dos de los cuales serían por homicidio negligente.

Contador