Ingrid Betancourt y Clara Rojas, la distancia que las FARC impuso y que aún continúa

Former FARC hostage French-Colombian politician Ingrid Betancourt (R) speaks wit
REUTERS / JOHN VIZCAINO
 
Actualizado 12/06/2018 13:29:01 CET

   MADRID, 12 Jun. (Notimérica) -

Ingrid Betancourt y Clara Rojas compartieron mucho más que trabajo y cautiverio. Compartieron un mismo ideal político y amistad, algo que a día de hoy y pasados más de 16 años desde que fueran secuestradas cuando se dirigían a un acto de campaña --cuando Betancourt era candidata a la Presidencia y Rojas formaba parte de su equipo-- por guerrilleros de las FARC, ya no existe.

   Durante su cautiverio, Rojas se quedó embarazada y después fue liberada en 2008. Mientras, Betancourt --que trató de escaparse en varias ocasiones sin éxito-- consiguió salir de la selva mediante un operativo (conocido como 'Operación Jaque') orquestado por el Gobierno de Álvaro Uribe y con Juan Manuel Santos como ministro de Defensa.

   Asesora y excandidata, quienes no quisieron hacer declaraciones sobre aquellos hechos que puso distancia entre ellas pero sí se han mostrado contrarias respecto al cautiverio, no volvieron a verse desde que Betancourt fue liberada hasta hasta el año 2016, cuando la excandidata regresó a Colombia (tras su cautiverio vive en Francia) para manifestar su apoyo al proceso de paz y a la campaña del plebiscito.

   Ahora, la distancia ha vuelto a acentuarse. Mientras que Ingrid Betancourt ha mostrado su apoyo a la candidatura de Gustavo Petro --candidato izquierdista y exguerrillero del M-19, favorable a los Acuerdos de Paz con las FARC--, Clara Rojas, actual congresista liberal de Colombia, ha señalado que votará por Duque en las últimas horas.

   "Para mí realmente es un gusto acompañarlos, yo he venido reflexionando mucho y he encontrado más cosas positivas de todos (en esta aspiración), que yo creo que eso es lo que une a Colombia y me ha llegado el mensaje plenamente", ha dicho Clara Rojas después anunciar tras la celebración de la primera vuelta que votaría en blanco para permanecer en el centro.

reuters

   Ingrid Betancourt, por su parte, fue muy clara la pasada semana cuando anunció su apoyo a Petro: "A mí me parece que Iván Duque es un gran candidato, pero aquí hay dos visiones de país que se están disputando, una visión de país que no cree en la paz, que lo que no se logró militarmente se quiere lograr a la fuerza y esa es la que podría tener Iván Duque", dijo Betancourt.

   Así, si bien considera de debe haber cambios, estos deben enmarcarse en un "diálogo y un respeto frente a lo que ya se ha hecho. Yo también creo que se necesitan esos cambios. Pero creo que esos cambios no pueden ser para alimentar el odio y la venganza", aseguró Betancourt.