La Interpol detiene en Buenos Aires a Kristian Danev, uno de los fugitivos más buscados de Europa

Contador
Kristian Danev
INTERPOL
Actualizado 09/02/2018 18:01:57 CET

   BUENOS AIRES, 9 Feb. (Notimérica) -

   La interpol ha detenido en Buenos Aires a Kristian Danev, uno de los fugitivos de la Justicia más buscados de Europa. Danev, eslovaco de 33 años, es el principal sospechoso de un asesinato en la República Checa en 2009.

   Danev se había convertido en uno de los fugitivos más buscados en Europa por la cantidad de años que ha conseguido huir de la Justicia. Según apuntan las primeras informaciones, el eslovaco llegó a Argentina en el año 2011 por vía terrestre a través de Brasil. Sin embargo, su llegada no alertó a las autoridades pues la orden de internacional de captura en su contra no apareció hasta el año 2013.

   Según informan desde el diario 'Clarín', el eslovaco tenía un domicilio en la localidad Mariano Acosta, muy cerca de Buenos Aires, aunque no residía allí. Tras varios meses de trabajos de inteligencia, las autoridades argentinas pudieron dar con una casa en Floresta, por donde Danev pasaba a menudo, y detenerlo.

   En un primer momento, el prófugo intentó hacerse pasar por otra persona y propocionó a las autoridades el nombre de un amigo. Sin embargo, un documento búlgaro que difería en una letra de su nombre real terminó por delatarle.

   Para ganerse la vida en Argentina, el eslovaco trabajaba como pintor pero, además, también buscaba trabajo en barcos debido a su experiencia en la Marina mercante. Según admitió el propio Danev a uno de los investigadores, esta actividad marítima le permitía mantenerse más fácilmente en la clandestinidad.

   El detenido permanecerá ahora en Buenos Aires hasta que se tramite su extradición a la República Checa. Allí se le juzgará como el supuesto responsable del asesinato de Juraj Minaric, otro eslovaco al que presuntamente asesinó por un ajuste de cuentas relacionado con temas de droga.

   El caso causó un gran impacto en el país ya que el cadáver no fue hallado hasta tres meses después del crimen e identificarlo llevo varias semanas.

   Al parecer, antes de que se activara la orden de detención internacional, Danev pasó por otros países como Italia, España, Uruguay y Brasil antes de llegar a Argentina, de donde ya no volió a salir.