Investigan a más de un centenar de iberoamericanos en la mayor red de pornografía infantil de WhatsApp

349965.1.644.368.20170421135616
Vídeo de la noticia
Publicado 21/04/2017 13:56:16CET

MADRID, 21 Abr. (Notimérica) -

   Este martes cayó la mayor red internacional de pornografía infantil a través de Whastapp descubierta hasta la fecha en el marco de la operación 'Tantalio', cuando fueron arrestadas 39 personas, 15 de ellas distribuidas en diferentes países de Iberoamérica.

Colombia, El Salvador, Costa Rica, Chile, Bolivia y Paraguay fueron las naciones 'manchadas' por esta operación, de la que serían víctimas 10.000 niños, realizada por la Policía Nacional de España en colaboración con la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) y la Oficina de la Policía Europea (Europol), en la cual se estudiaron a 135 usuarios de 18 países de Europa, Centroamérica y Sudamérica.

   Fue la Interpol la que se centró en la coordinación de la actuación con doce países de la región. En concreto, con Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay y Perú.

   Por ello, según avanzan las pesquisas, la lista de personas investigadas en Iberoamérica por este delito de distribución de pornografía infantil incrementa constantemente. Según 'Télam', por el momento se estudia la implicación de 11 argentinos, dos personas de Guatemala, 28 de México, 19 de Perú, dos de Chile, dos de Ecuador, uno de El Salvador, nueve de Colombia, dos de Costa Rica, 20 de Brasil, seis de Bolivia y dos de Paraguay.

   De acuerdo la Policía española, la investigación continúa abierta, ya que "los agentes analizaron más de 360.000 archivos multimedia que implican a los arrestados y localizaron en uno de los registros, practicado en Lugo, al noroeste de España, en la comunidad autónoma de Galicia, numeroso material manuscrito que contenía nombres, edades y lugares de encuentros con menores, algunos de ellos fechados hace veinte años".

   La Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional de España comenzó la operación en junio de 2016 "a raíz de la detección de un enlace en la red TOR (The Onion Router) --conjunto de servidores que permite la anonimización de la IP de los usuarios-- donde se invitaba a participar en un grupo de chat para intercambiar pornografía infantil", según indicó el comisario jefe de dicha brigada, Rafael Pérez, en una rueda de prensa ofrecida el martes en Madrid, España.

"Esta URL redirigía a un repositorio en el cual se facilitaban las instrucciones de acceso, a través de redes anónimas, a una comunidad de pedófilos existente en un servicio de mensajería instantánea. Con las primeras gestiones se detectó la existencia de un número elevado de enlaces de invitación a grupos ubicados en WhatsApp, abiertos a todos los usuarios", explicó Pérez.

   Según datos aportados por el equipo de investigación, en estos chats se intercambiaban todo tipo de archivos multimedia con contenidos relacionados con la explotación sexual infantil en el que aparecían tratos degradantes y vejatorios inflingidos a menores de edades sorprendidas entre los cero y ocho años. Además, hasta ahora se han registrado 103 distribuidores ubicados en diferentes países.

   Cabe destacar que en estos grupos de mensajería instantánea --de los cuales se han detectado 96-- los propios usuarios habían desarrollado el uso de una terminología concreta relacionada con la pedofilia, además de crear sus propios criterios para la admisión o expulsión de sus miembros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies