'El jarabe de la muerte', el mayor envenenamiento por dietilenglicol del mundo que vive en Panamá

Muerte
PIXABAY
Publicado 09/02/2018 20:00:25CET

   CIUDAD DE PANAMÁ, 9 Feb. (Notimérica) -

   Esta semana se han resuelto en Panamá los últimos capítulos en el caso por intoxicaciones de dietilenglicol provocado por la Caja de Seguro Social (CSS), ultimándose las condenas judiciales contra sus responsables.

   Panamá vive desde hace 11 años un escándalo por la distribución de un jarabe tóxico por parte de la CSS de Panamá que ha provocado casi 400 muertes, tratándose de el mayor envenenamiento por dietilenglicol de todo el mundo.

   Este lunes el Tribunal de Apelaciones ratificó la condena a 16 meses de prisión para el exdirector de la CSS, René Luciani, informa 'La Prensa'. Sin embargo, el pasado miércoles el Tribunal Superior de Apelaciones del Primer Circuito Judicial de Panamá confirmó la extinción de la pena de 18 meses que pesaba sobre la exjefa del Laboratorio de Medicamentos de la Caja del Seguro Social, Linda Thomas.

   Esta última decisión ha provocado malestar entre los afectados por el dietilenglicol. Su representante y miembro de del Comité de Familiares y Víctimas por el Derecho a la Salud y a la Vida (Cofadesavi), Gabriel Pascual, ha calificado la decisión judicial de "inmoral y muy irresponsable", según 'Panamá América'.

   "Hay personas que no están siendo imputadas por tener fuero penal electoral y son ridículas penas que se les imponen en comparación con la cantidad de personas que han fallecido y las que hoy sobreviven a la tragedia", sostiene.

   El caso se remonta al año 2006, cuando la institución pública prescribía un expectorante sin azúcar que debió haber contenido glicerina pero en realidad contenía dietilenglicol, un refrigerante industrial muy tóxico, informa 'BBC Mundo'.

   El error daría lugar a miles de afectados, 250 entre ellos, y un total 400 muertes según cifras oficiales, 800 según el comité de víctimas. En total, el escándalo sumó unos 220.000 envases y 110.000 recetas emitidas.