Jeanette Vizguerra, la mexicana indocumentada refugiada en una iglesia de EEUU para no ser deportada

 
Contador

Jeanette Vizguerra, la mexicana indocumentada refugiada en una iglesia de EEUU para no ser deportada

Jeanette Vizguerra
YOUTUBE
Publicado 16/02/2017 16:00:45CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 16 Feb. (Notimérica) -

   Después de una vida involucrada en la lucha por los derechos de inmigrantes y trabajadores, Jeanette Vizguerra, una inmigrante mexicana afincada en Estados Unidos, se ha visto obligada a refugiarse en una iglesia de Denver para no ser deportada.

   La mujer de 45 años, es el último conmovedor caso que llega desde el país gobernado por Donald Trump, quien ha endurecido las políticas migratorias al asumir la Presidencia.

   Vizguerra es madre de tres menores de seis, diez y doce años --todos con nacionalidad estadounidense--, y de una joven amparada por el programa 'dreamers' (DACA, por sus siglas en inglés).

   En 2015, esta mexicana colaboró en la preparación de un dormitorio dentro de una iglesia para refugiar a un hombre que iba a ser deportado. Dos años más tarde, en el mismo lugar, es ella quien pide ayuda.

   "Es un reto más que nos pone la vida (...) Pensé que no iba a tener que necesitar algún día de esto que comencé a construir pensando que iba a ayudar a familias, y ahora lo estoy necesitando yo", dijo Vizguerra desde la iglesia First Unitarian Society, según 'Univisión'.

   Los hechos ocurrieron después de que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) denegara la extensión de una disposición conocida como 'stay', la cual había suspendido temporalmente la orden de deportación que desde 2011 pesa sobre Jaenette, quien llegó a Estados Unidos con su marido y su hija --de siete años por aquel entonces-- hace casi dos décadas.

   La decisión la tomaron debido a la inseguridad y el caos que reinaban en Ciudad de México, donde su marido, quien trabajaba como chofer, fue asaltado en tres ocasiones a punta de pistola.

   La familia pudo vivir apaciblemente en Estados Unidos hasta 2009, cuando Vizguerra fue arrestada por una infracción de tráfico. A raíz de ésta, las autoridades hallaron una aplicación de trabajo en la que había escrito un número de Seguro Social inexistente, por lo que emitieron una orden de deportación en 2011.

   Jeanette apeló la orden, pero durante el proceso su madre enfermó y decidió viajar a México para despedirse de ella. Desgraciadamente, esta falleció antes de su llegada y la mujer optó por quedarse en su país natal para tratar de recaudar dinero e ir a buscar a sus hijos.

   Ante la falta de éxito de su plan, intentó volver al país vecino cruzando el desierto de Sonora, donde fue arrestada por la Patrulla Fronteriza. Finalmente, fue liberada y se le suspendió temporalmente su orden de deportación, la cual renovaba desde entonces hasta el pasado 7 de febrero, cuando venció su plazo.

   En este contexto, Jeanette pretende permanecer en la iglesia de Denver a la espera de lograr una visa U por víctima de violencia doméstica o de obtener la residencia permanente.

El caso de Jeanette Vizguerra se suma al de Guadalupe García de Rayos, una mexicana que, después de 22 años en Estados Unidos, donde vivía con su marido y sus dos hijos, fue arrestada durante un control rutinario y deportada por agentes de inmigración estadounidenses.

   Tal y como ocurrió con García de Rayos, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE) aseguró, según medios locales, que el Gobierno está analizando cómo ayudar a Vizguerra, con el fin de evitar su deportación.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies