José Agripino Barnet, el expresidente de Cuba eternamente olvidado

 

José Agripino Barnet, el expresidente de Cuba eternamente olvidado

José Agripino Barnet
WIKIPEDIA
Actualizado 27/01/2017 21:34:22 CET

   LA HABANA, 27 Ene. (Notimérica) -

José Agripino Barnet nació en Barcelona (España) el 23 de junio de 1864 y fue presidente de Cuba. Este es sin duda el más desconocido de los líderes de la isla, pero, aunque parezca mentira, ostentó el mismo cargo que personajes como Gerardo Machado, Fulgencio Batista y Fidel Castro.

   El ostracismo al que, queriendo o sin querer, ha sido condenado este expresidente cubano se refleja en el estado de su tumba, ya que solo cuenta con una losa anónima. Debido al deterioro de su lápida y a la indiferencia hacia su figura, en su tumba, ubicada en el Cementerio de Colón (La Habana) ya no se puede leer "José Agripino Barnet, expresidente de Cuba".

   Barnet era un español de ascendencia cubana, diplomático y político de carrera, que ostentó la Jefatura del poder Ejecutivo de Cuba entre el 11 de diciembre de 1935 y el 20 de mayo de 1936. Previamente había ocupado cargos políticos de mucha relevancia como el de secretario de Estado durante el Gobierno del entonces presidente Carlos Mendieta, que lideró el país entre el 11 de enero de 1934 y el 11 de diciembre de 1935.

   Durante los meses en los que Barnet ocupó la Secretaría de Estado se llevaron a cabo importantes hitos para la historia cubana, como la derogación de la Enmienda Platt, un apéndice agregado a la Constitución de Cuba de 1899 por la cual Estados Unidos tenía determinados derechos sobre la isla que violaban la soberanía del pueblo cubano.

   Barnet llegó a la Presidencia de la nación debido a los siete años de inestabilidad política que siguieron a la caída de la dictadura de Gerardo Machado, el 12 de agosto de 1933. Desde esta fecha hasta la toma de posesión de Barnet, en 1935 --es decir, dos años-- se sucedieron siete presidentes diferentes, de los cuales algunos solo duraron unas horas.

   Este español se convirtió en presidente de Cuba tras el reemplazamiento de su predecesor, Carlos Mendieta. En los cinco meses que duró su Presidencia, Barnet convocó las primeras elecciones tras la caída de la dictadura de Machado, en las que salió vencedor Miguel Mariano Gómez.

EL ETERNO OLVIDADO

   Aunque solo por unos meses, Barnet, el eterno olvidado, ostentó la Presidencia de Cuba. Su figura ha sido tan ignorada a lo largo de la historia que ni siquiera está claro si su segundo apellido es Vinarejas, Vinajeras o Vinageras.

   José Agripino Baret falleció en Barcelona, ciudad que le vio nacer, el 19 de septiembre de 1945, pero se encuentra enterrado en Cuba. Es innegable que jugó un papel importante en la historia reciente del país, un papel que no debería caer tan fácilmente en el olvido.

   Quizás no sea necesario erigir un monumento en honor a la figura política de Baret, ni enterrarle con los honores que recibió el recién fallecido excomandante Castro, pero sí que se echa de menos un reconocimiento postmortem a su figura. Al menos la restauración de una lápida en la que se le recuerde como lo que fue: presidente de Cuba.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies