Los jóvenes en Iberoamérica, optimismo vs desempleo

 

Los jóvenes en Iberoamérica, optimismo vs desempleo

Contador
Iberoamérica jóvenes
NOTIMÉRICA
Publicado 03/09/2017 7:19:51CET

La tasa de desocupación juvenil pasó del 15,1 por ciento al 18,3 por ciento en 2016

   MADRID, 3 Sep. (Notimérica) -

   Más del 60 por ciento de los jóvenes iberoamericanos ve su futuro laboral con mucha confianza; a la inversa, cerca del 40 por ciento, con incertidumbre o miedo, así lo indica el estudio 'El futuro del trabajo que queremos. La voz de los jóvenes y diferentes miradas desde América Latina y el Caribe', elaborado por la Oficina Regional para América Latina y el Caribe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

   En Iberoamérica existen 114 millones de jóvenes entre 15 y 24 años. Unos 54 millones forman parte de la fuerza laboral, tienen un trabajo o están buscando uno de manera activa. Sin embargo, casi 10 millones de ellos no encuentran un empleo y más de 20 millones ni estudian ni trabajan, según datos de la OIT.

   Como consecuencia de la contracción económica que sufrió la región, la tasa de desocupación juvenil pasó del 15,1 por ciento al 18,3 por ciento, en 2016. No obstante, eso no impide que los jóvenes tengan confianza en el futuro laboral, optimismo por lo que podrían lograr en sus empleos y expectativas del impacto de las nuevas tecnologías.

   Para conocer las percepciones de los jóvenes sobre el futuro del trabajo, la Oficina Regional de la OIT realizó una encuesta en línea a 1.544 hombres y mujeres de entre 15 y 29 años de edad en 26 países de Iberoamérica.

OPTIMISMO POR EL FUTURO

   En cuanto a las expectativas laborales de los jóvenes, existe una preferencia por trabajar en sus propias empresas en el futuro (69 por ciento), aunque el 41 por ciento de ellos asegura ver en el sector público una fuente importante de trabajo.

   Además, los jóvenes que tienen un empleo, en primer lugar valoran contar con un buen salario, seguido de un ambiente ameno de trabajo y tener la oportunidad de crecer en la empresa, tomando en cuenta que las mujeres valoran más el crecimiento personal en el trabajo, mientras que los hombres buscan horarios flexibles y fácil acceso.

   Respecto a la tecnología, el 61 por ciento de los jóvenes encuestados cree que en un futuro la inserción de las nuevas tecnologías, la robotización y la automatización de los procesos afectarán su futuro laboral. Un 20 por ciento piensa que no le afectará y un 19 por ciento no sabe.

   También son conscientes de que los cambios tecnológicos podrían optimizar los procesos productivos y trabajar menos (33 por ciento), tendrán acceso a nuevos mercados laborales (30 por ciento) y finalmente, piensan que las tecnologías ocuparán sus plazas de trabajo (29 por ciento).

   Otro aspecto importante que revela el estudio es que el 94 por ciento de las personas considera que lo que estudió o lo que está estudiando le será de utilidad para conseguir un buen trabajo y el 91 por ciento de los jóvenes considera que su experiencia laboral influirá directamente en su éxito personal.

   

DESEMPLEO JUVENIL

   El estudio revela que el mercado laboral para los jóvenes ofrece empleos de baja calidad y productividad, afectando al 56 por ciento de los jóvenes que sí tienen un empleo. Es decir, uno de cada dos empleos que se están generando para los jóvenes en la región es en el sector informal.

   Para la OIT, una de las principales falencias que dificultan la inserción laboral de los jóvenes es la educación. En la región, la cobertura promedio escolar es del 63 por ciento frente al 83 por ciento de los países desarrollados. En educación secundaria, la cifra alcanza el 74 por ciento frente al 91 por ciento, mientras que en la educación terciaria la brecha se amplía desde un 42 por ciento en la región a un 71 por ciento en los países más desarrollados.

   El informe apunta que si los países no logran crear la infraestructura de oportunidades de empleo suficientes para satisfacer las altas expectativas que tienen los jóvenes, no solo puede generarse un desperdicio de talento, sino que habrá una generación, o parte de ella, que verá sus expectativas frustradas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies