Juan Domingo Perón, la toma de posesión que marcó a Argentina

JUAN DOMINGO PERÓN
NOTIMERICA
Actualizado 04/06/2018 15:52:37 CET

   BUENOS AIRES, 4 Jun. (Notimérica) -

   El que fuera tres veces presidente de Argentina, Juan Domingo Perón, no sabía la influencia que iba a tener en las generaciones futuras desde que el 4 de junio de 1946 tomase la posesión del cargo. Más de 70 años después de este momento histórico, el peronismo está presente en los distintos sectores argentinos y es reconocido por el mundo entero.

   Perón es, sin duda, la figura política de mayor trascendencia en la historia de Argentina. Nacido en Lobos en 1985, el general llegó a la Presidencia el 4 de junio de 1946 hasta el 4 de junio de 1952, destacando en la conformación de un extenso Estado de Bienestar, con la creación del Ministerio de Trabajo y Previsión Social y la Fundación Eva Perón.

   La llegada al poder del general Perón fue gracias al apoyo popular. Carecía de partido político y fue presentado como candidato por el Partido Laborista. Consiguió el 56 por ciento de los votos en las elecciones del 24 de febrero de 1946 --reconocidas como absolutamente limpias por los propios dirigentes y diarios opositores--, ganando en todas las provincias menos en Corrientes.

   Su adversario fue un frente político denominado Unión Democrática, conformado por los sectores más conservadores de la sociedad en alianza con la izquierda internacionalista, como el Partido Comunista, y apoyado abiertamente por el embajador de los Estados Unidos, Spruille Braden. La disyuntiva fue "Braden o Perón".

   No obstante, el apoyo popular que obtendría el Presidente de la Nación en las elecciones de 1946 iría en aumento según pasaban los años. Una vez en el gobierno, fundó el Movimiento Peronista, comenzando con una gestión de fuerte preocupación nacional y social.

   El Pueblo fue su mayor aliado, debido a las políticas favorables a este sector desde que llegase a la Casa Rosada. Realizó una amplia redistribución de la riqueza en favor de los sectores más necesitados, reconoció los derechos políticos de las mujeres, impulsó una política económica hacia la industrialización y la nacionalización de sectores básicos de la economía, así como el papel destacado en el terreno internacional, con las alianzas sudamericanas apoyada en el principio de la tercera posición.

   Juan Domingo Perón estuvo al frente de la nación austral durante tres mandatos no consecutivos. Sin embargo, su primer Gobierno fue el más importante a nivel global, ya que su apoyo a los derechos sociales y laborales, con un fuerte perfil sindical favorable a la clase trabajadora, marcaría un antes y un después en el país.