5 de junio: Día Mundial del Medio Ambiente, ¿por qué se eligió esta fecha?, ¿qué queda por mejorar?

Medio ambiente
REUTERS/NOTIMÉRICA
Actualizado 05/06/2018 8:21:57 CET

   MADRID, 5 Jun. (Notimérica) 

   "El hombre es a la vez obra y artífice de lo que le rodea", es la frase que establece la Organización de Naciones Unidas (ONU) para el Día Mundial del Medio Ambiente, una efeméride que se celebra cada 5 de junio y que pretende concienciar a la población sobre el cambio climático y la importancia de conservar nuestro entorno, uno de los bienes más preciados que tenemos.

   Cada año, el Día Mundial del Medio Ambiente se organiza en torno a un tema y sirve para centrar la atención en una cuestión particular apremiante. El tema elegido este año es 'Sin Contaminación por Plástico', que hace un llamamiento a la población de todo el mundo en favor de un planeta sin contaminación por plásticos.

   El mensaje de este Día Mundial del Medio Ambiente es simple: "Rechaza el plástico descartable. Si no puedes reusarlo, rehúsalo. Juntos podemos trazar el camino hacia un planeta más limpio y verde".

POR QUÉ EL 5 DE JUNIO

   El DMMA fue establecido por la Asamblea General de Naciones Unidas, el 15 de diciembre de 1972, en una resolución que dio inicio a la Conferencia de Estocolmo (Suecia), cuyo tema central fue el Ambiente. Desde 1973, se celebra el 5 de junio de cada año.

   A lo largo de los años, este día ha crecido hasta convertirse en una plataforma mundial que se celebra en más de 100 países. También sirve como "día de las personas" para hacer algo positivo por el medio ambiente, uniendo las acciones individuales en una gran fuerza colectiva que genere un impacto exponencial positivo para el planeta.

PROBLEMAS QUE ENFRENTAMOS

   La humanidad tiene que hacer frente a graves problemas a corto plazo: la contaminación, el cambio climático y la sobreexplotación. Muchas veces estas dificultades son correlativas, tienen que ver unas con las otras. De esta forma, un mayor número de población implicará mayor sobreexplotación pesquera y destrucción de terreno para agricultura y construcción de viviendas. Al mismo tiempo se necesitará más energía y se generarán más residuos.

   Estos hechos pueden suscitar temor en un primer momento. Sin embargo, dependemos de la naturaleza para sobrevivir y cada acción cuenta. Una buena gestión de basuras, la apuesta por energías renovables y la concienciación ecológica pueden hacer que convivamos durante muchos siglos más en armonía con la Tierra.

Contador