Krokodil, la droga caníbal que se come los órganos de los colombianos

Drogas, heroína, opio
GETTY - Archivo
Actualizado 17/04/2018 18:17:47 CET

   BOGOTÁ, 17 Abr. (Notimérica) -

   Una peligrosa droga denominada Krokodil, más conocida como la 'heroína de los pobres' o 'droga zombi' se está comercializando en el centro de Medellín (Colombia).

   El Krokodil, cuyo nombre científico es desomorfina, es un alucinógeno casero realizado a base de opiáceos que resulta hasta diez veces más fuerte que la heroína y muchas veces más barata y tóxica.

   El nombre de esta droga procede de la reacción de que esta sustancia provoca en la persona que la toma, cuya piel se vuelve verde y escamosa, como la de un cocodrilo, entre otros muchos efectos irreversibles.

   Esta droga inyectable originaria de Rusia y que deja a su consumidor como un zombi, se vende en Medellín por 3.000 pesos colombianos (1,11 dólares), valor que incluye la jeringa.

   Lo más grave de esta droga es que satura las venas porque no se disuelve en la sangre, y su acumulación va comiéndose los órganos internos, luego los tejidos, hasta llegar a la piel.

   De acuerdo al International Journal of Drug Policy, sus efectos pueden desencadenar trombosis y hemorragias, grandes úlceras en la piel, flebitis y gangrena en la zona donde se inyectó la droga, infecciones de la piel que llegan hasta los huesos, pérdida de miembros (como dedos, piernas, brazos), desprendimiento de la piel en zonas de tejido muerto, pérdida de dientes, problemas al hablar y de coordinación motora, entre otros.

   Las investigaciones del Centro de Consultoría de Conflicto Urbano advierten que la droga está comercializándose en niños y jóvenes en las calles del centro histórico de Medellín, según informó 'Noticias Uno'.

   La adicción a esta droga no es muy duradera, ya que los consumidores habituales no suelen vivir más de dos años desde que empiezan a tomar esta combinación de medicamentos.

   

   Al parecer, las bandas delictivas de las comunas de Medellín serían las responsables de su tráfico y distribución. Incluso, en estos sectores marginales de la ciudad ya la estarían elaborando para su venta e importación.

Contador