Liberados algunos de los estudiantes detenidos en las protestas contra Ortega en Nicaragua

Protestas contra Daniel Ortega en Nicaragua
REUTERS / JORGE CABRERA
Publicado 24/04/2018 19:51:01CET

   MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Algunos de los estudiantes que fueron detenidos en el marco de las multitudinarias protestas que han tenido lugar en la última semana contra el Gobierno de Daniel Ortega y que han tenido como detonante la reforma de la seguridad social han sido liberados este martes.

   El periódico nicaragüense 'La Prensa' ha informado de que los jóvenes que estaban detenidos en la cárcel Modelo de Tipitapa, ubicada en el departamento de Managua, han sido liberados descalzos en una carretera para que recorrieran a pie los 18 kilómetros que les separaban de la ciudad de Managua.

   De acuerdo con el rotativo local, algunos vecinos que han visto las condiciones en las que estaban han dado calzado a los alumnos universitarios.

   "Fueron tres horas de tortura, golpes, patadas... Hicieron filas para patearnos", ha contado uno de los liberados sobre el asalto de la Policía y de las juventudes 'sandinistas' a los campus universitarios de la capital nicaragüense. "Ya aguanté todo lo que tenía que aguantar", ha dicho, asegurando que volverá a las protestas.

   La liberación de los detenidos es una de las tres condiciones, junto con el fin de la represión y el respeto a la libertad de prensa, que el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) ha impuesto al Gobierno para sentarse a la mesa de negociaciones a hablar de la reforma del Instituto Nacional del Seguro Social (INSS).

   Nicaragua ha vivido en la última semana las protestas más fuertes contra Ortega en sus quince años de mandato. El origen es una reforma del Instituto Nacional del Seguro Social que aumentará las aportaciones de trabajadores y empresarios y pondrá a cotizar a los jubilados.

   La represión policial ha dejado escenas de auténticas batallas campales en Managua y otra ciudades, con munición real, balas de goma, gases lacrimógenos, cócteles molotov y barricadas incendiadas. Cruz Roja ha confirmado nueve muertos y más de 400 heridos, si bien la prensa local habla de una treintena de fallecidos.

   Ortega decidió dar marcha atrás el pasado domingo revocando el decreto presidencial que da luz verde a la reforma del INSS y tendió la mano a los manifestantes invitándoles a un diálogo sin condiciones. Sin embargo, el COSEP, principal interlocutor, insiste en esos tres requisitos.

   La patronal nicaragüense ha encargado a la Conferencia Episcopal que inicie los contactos con el Gobierno para explorar un eventual diálogo que, según ha planteado, debe abarcar la reforma del INSS y otros temas de interés nacional e incluir a otros sectores, como los estudiantes.

   "Esto no (solo) es el INSS, es un montón de cosas que han hecho que la gente despierte y creo que es el momento de que todos nos pongamos a trabajar por Nicaragua para que sea un país viable para todos", ha apuntado, por su parte, el presidente del Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA), Mario Amador, a 'La Prensa'.

   La Conferencia Episcopal de Nicaragua todavía no se ha pronunciado. Sin embargo, el obispo auxiliar de Managua, Silvio José Báez, que ha ejercido de portavoz, sostuvo el lunes que no había condiciones para el diálogo. En las próximas horas dará una entrevista a la cadena estadounidense CNN.

   "En Nicaragua ha quedado abierto el camino para construir en modo pacífico y cívico un nuevo país, fundado en la libertad y la justicia social. ¡Es hora de reconstruir la democracia! ¡Es hora de que Nicaragua vuelva a ser república!", ha proclamado en Twitter.