El líder mapuche Jones Huala se enfrenta a la segunda audiencia por su extradición a Chile

Liberan a dos mapuches
TWITTER - Archivo
Publicado 01/03/2018 12:29:35CET

   BUENOS AIRES, 1 Mar. (Notimérica) -

   Este miércoles tuvo lugar, por más de nueve horas, la segunda audiencia por la extradición a Chile contra el líder mapuche Facundo Jones Huala, quien permanece encarcelado en Esquel, a la espera de la sentencia sobre su posible traslado al país vecino donde se enfrentaría a un juicio por penas de 5 a 10 años de prisión.

   Huala, quien fue trasladado este miércoles en helicóptero al gimnasio municipal Nº3 de Bariloche custodiado por el grupo especial GEI del Servicio Penitenciario Federal, alegó ser víctima de una persecución política contra él y contra el colectivo mapuche, el cual estuvo muy representado en la audiencia.

   La Justicia chilena responsabiliza al líder mapuche de llevar a cabo un incendio intencionado en un puesto en un campo de Valdivia en el año 2013, así como lo acusa de tendencia de armas de fuego caseras, cartuchos de escopeta y por ingreso ilícito en el país, recoge el diario 'Clarín'.

   Tras la lectura de los cargos, la abogada del acusado, Sonia Ivanoff, solicitó al fiscal la introducción de una nueva prueba, fuera de plazo, que finalmente fue rechazada. Finalmente, y durante una hora, Jones Huala compadeció con un discurso de fuerte contenido político, recoge el citado medio, haciendo referencia en varias ocasiones a Mauricio Macri, Cristina Fernández de Kirchner, Patricia Bullrich, Michelle Bachelet y Sebastián Piñera.

   "Si esto no es persecución política, ¿qué es?", indicaba en varias ocasiones el acusado, quien también mencionó a Santiago Maldonado y a Rafael Nahuel, e indicó que sus muertes están relacionadas con una orden del juez. Asimismo, sentenció que existe una persecución contra el pueblo mapuche en ambos lados de la cordillera, y que si es extraditado a Chile se alineará con los mapuches del país para seguir con su causa.

   Jones Huala reconoció haber formado parte del grupo Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), así como haber llevado a cabo acciones de sabotaje para forzar al diálogo político. "La mesa de diálogo de Villa Mascardi es mentira. Ni Patricia Bullrich, ni Mauricio Macri, ni Bachelet ni Piñera se animaron a bajar a discutir con nosotros, Cristina (Kirchner), tampoco. No tienen altura de discutir con un pueblo milenario", sentenciaba tal y como recoge 'Clarín'.

   "Estamos cansados de tanta represión. Como dijo Fidel Castro, la historia nos absolverá. Hay que defender el territorio y liberar a nuestra gente", sostuvo el líder mapuche antes de finalizar su alegato, añadiendo antes de terminar la audiencia (tras el alegato del fiscal y de su abogada), que "no quiero que me extraditen, no voy a estar con mi gente por más que haya mapuches. El Estado chileno es enemigo del pueblo mapuche y viceversa".

   Finalmente, el juez Gustavo Villanueva convocó a las partes para el lunes 5 de marzo a las 11.00 (hora local), cuando se comunicarán los fundamentos de la defensa. Una vez que el juez se expida, ambas partes podrán apelar directamente ante la Corte Suprema. De ser rechazada la petición de Chile, Jones Huala será puesto en libertad, mientras que si es aprobada deberá esperar en la cárcel de Esquel a que salga el fallo del máximo Tribunal.